Formación Afectiva

PROPOSICIONES LIDERAR TRIBUS

Posted on

 

PROPOSICIONES LIDERAR TRIBUS

1. Una tribu es un grupo de personas conectadas entre sí conectadas a un líder y conectadas a una idea. Durante millones de años, los seres humanos hemos formado parte de una u otra tribu. Un grupo sólo necesita dos cosas para convertirse en una tribu: un interés común y un modo de comunicarse.

2. Las tribus necesitan liderazgo, a veces es una persona quien las lidera, a veces son más, la gente quiere contactos y crecer, y algo nuevo. Quiere cambios.

3. No es posible tener una tribu sin un líder y no es posible ser líder sin una tribu.

4. Uno de los más poderosos mecanismos de supervivencia es formar parte de una tribu, pertenecer a un grupo de gente con ideas similares. Nos sentimos atraídos por los líderes y por ideas, y no podemos resistirnos al ansia de la pertenencia y a la excitación de lo nuevo.

5. Las tribus hacen que nuestras vidas sean mejores. Y liderar una tribu te da la mejor vida.

6. El poder de esta nueva era es simple: si quieres (si lo necesitas) liderar entonces puedes. Es más fácil que nunca y te necesitamos.

7. Las tribus tienen que ver con la fe, tienen que ver con creer en una idea  y en una comunidad y crecen en el respeto y la admiración hacia el líder de la tribu y hacia los otros miembros.

8. ¿Crees en lo que haces? ¿Cada día? Resulta que creer suele ser una brillante estrategia.

9. Mucha gente esta empezando a comprender que trabaja mucho, y que trabajar en aquello en lo que se cree (y hacer que ocurran cosas), es mucho más satisfactorio que tener un sueldo y esperar a que te despidas (o te mueras).

10. Muchas organizaciones han descubierto que el modelo, centrado en la fabrica, de producir bienes y servicios ya no es tan rentable como solía ser.

11. Muchos consumidores han decidido gastar su dinero comprando productos que no provengan de fábricas convencionales. Han decidido no gastar su dinero adhiriéndose a ideas estándar, comunes. Los consumidores han tomado posiciones  y gastan su dinero y tiempo en historias, en cosas que importan y en cosas en las que creen.

12. Vivimos en un mundo que nos permite llevar cabo cosas, que nos concede el deseo de trabajar en lo que creemos, en un mercado que nos pide que seamos excepcionales y con todo, en medio de todos estos cambios, seguimos anclados.

13. Seguimos anclados a normas arcaicas, a industrias que no sólo rehúyen los cambios,  sino que luchan activamente contra ellos. Anclados al miedo a lo que diga  nuestro jefe, anclados porque nos da miedo meternos en líos.

14. La mayoría estamos anclados a comportamientos típicos de jefes y empleados, en lugar de comportarnos como lideres en los que podemos convertirnos, nos adherimos a una empresa en lugar de a una tribu.

15. Aquellos a quienes más les gusta su trabajo, son los que mejor lo realizan, quienes dejan mayor huella y quienes más cambian. Ciertamente cambian la manera como ven el mundo, pero también cambian el mundo.

16.  Al poner en entredicho el statu quo, un grupo de herejes esta descubriendo que una persona, sólo una puede marcar una enorme diferencia.

17. Los herejes son los nuevos líderes, son quienes desafían el statu quo, quienes  se  ponen  a la cabeza de sus tribus, quienes crean movimientos.

18. Ahora el mercado recompensa (y adopta) a los herejes. Esta claro que es mucho más divertido redactar las normas que seguirlas, y por primera vez, también resulta más rentable, convincente y  productivo hacerlo así.

19. Las tribus están prosperando por todas partes pero hay escasez de lideres. El mercado busca organizaciones e individuos que cambien las cosas y creen productos y servicios extraordinarios.

20. Liderar no es difícil, lo que ocurre es que hemos sido entrenados durante años para no tener que hacerlo.

 

Fuente:

Tribus. Seth Godin

 

Anuncios

PROPOSICIONES SOBRE LA IMPORTANCIA DE LA LECTURA

Posted on

 

PROPOSICIONES SOBRE LA IMPORTANCIA DE LA LECTURA

 

1. La lectura es la herramienta privilegiada de la inteligencia, muy por encima del diálogo  y  de la enseñanza formal misma.

2. Hacia el futuro el leer constituirá la habilidad intelectual por excelencia.

3. En un mundo en plena mutación y con un ritmo acelerado de producción de conocimientos el leer y el auto actualizarse pasan a convertirse en virtudes de primer grado.

4. Leer no es, simplemente traducir signos impresos, involucra cuando menos tres formas generales de conocimiento: del mundo, de la cultura y de la misma lengua.

5. Leer constituye la llave de la puerta principal del conocimiento, el fundamento de la inteligencia humana civilizada. El mecanismo privilegiado para ampliar el horizonte intelectual de cualquier ser humano.

6. Entre mayor edad y sabiduría se posee cada vez se torna mayor la importancia intelectual de leer y escribir.

7. La lectura no es sólo la puerta de ingreso de nuevos conocimientos, se da con relación a la lectura otra grata casualidad, consistente en que sus mismos productos, conceptos y conocimientos asimilados al leer, mejoran la capacidad lectora.

8. Los productos del acto lector, conceptos y conocimientos, son a la vez medios. Al leer ingresan al cerebro nuevos conceptos y nuevos conocimientos, los cuales mejoran a la par nuestra capacidad interpretativa.

9. El leer potencia la capacidad lectora. Aparte de servir la lectura como mecanismo privilegiado en el acceso a nuevos conocimientos, conectándonos con la mente de los verdaderos pensadores.

10. Las lecturas conforman el mecanismo principal por donde ingresa conocimiento al cerebro: datos, información, conceptos, nociones, ingresan gracias a la actividad lectora.

11. La riqueza de las naciones no depende ya de las riquezas naturales, en muchísimo mayor grado depende y esta condicionada por la riqueza de conocimientos, de innovaciones que son capaces de crear sus habitantes.

12. La esencia de una cultura son sus universos simbólicos o conjuntos articulados de proposiciones acerca de determinados dominios de la realidad, física, social, interpersonal, matemática etc.

13. Gracias al invento magistral de los sumerios todo ese cúmulo de conocimientos pudo ser gravado en lo que hoy llamamos libros. Por eso, cuando hablamos de conocimientos estamos refiriéndonos querámoslo o no, a la lectura y a la escritura.

14. Todos aquellos que sepan leer podrán adquirir los conocimientos. QUIENES SEPAN LEER.

15. Se lee para aprehender; a leer se aprehende.

Fuente:

Teoría de las seis lecturas. Miguel De Zubiría Samper.

LECCIÓN FORMATIVA # 1 ¿CÓMO PUEDO CONOCER AL OTRO?

Posted on Actualizado enn

LECCIÓN FORMATIVA # 1  ¿CÓMO PUEDO CONOCER AL OTRO?

 

Escribimos esta lección pensando en nuestros aprehendices de las Micro Comunidades de  Crianza Formativa y Parejas Formativas. Durante su proceso de formación hemos construido conocimiento sobre dos Conceptos Afectivos: el Deber y la Empatía. El Deber fue el punto de partida con la Micro Comunidad de Crianza Formativa y la Empatía la primera herramienta de la Micro Comunidad Parejas Formativas. En esta oportunidad vamos a hacer la introducción a una Habilidad Afectiva clave para fortalecer la Conexión Afectiva entre madres e hijos y favorecer la tarea de Trabajar Juntos en la satisfacción de las necesidades de la pareja.

La Psicología Afectiva plantea que disponemos de tres vías para conocer personas:

  1. Observar su comportamiento
  2. Leer y descifrar los afectos y las creencias subyacentes
  3. Consultar el conocimiento acumulado por otros

Veamos con más detalle cada uno de ellos.

  1. Observar el comportamiento de la persona que deseamos conocer en sus diferentes Escenarios de Interacción Vital.

Esto quiere decir, estar muy atentos a la forma como la persona se relaciona con su familia de origen (padres, hermanos, primos, tíos, abuelos). Con su Neo familia (esposa, hijos, suegros, cuñados). Con sus amigos, con su trabajo, con los grupos en los que participa, con la sociedad, con la naturaleza y por supuesto, consigo mismo. En síntesis, gran parte de la personalidad de un individuo se representa en sus acciones. De modo que bien se puede afirmar “dime qué haces y cómo lo haces, y te diré quién eres.” En otras palabras debes observar cómo se desempeña la persona en cada uno de sus roles.

  1. Leer e interpretar los afectos y las creencias que sugieren los comportamientos observados.

El comportamiento refleja la manera en que objetivamente cada quien reacciona a las situaciones que se le presentan; en la relación con cada uno de sus Escenarios de Interacción Vital (con su familia, pareja, trabajo, amigos, grupos, sociedad, sí mismo, naturaleza). No obstante la esencia de las personas -que son sus afectos, sus roles y sus creencias- ESCAPAN A LA OBSERVACIÓN DIRECTA, deben ser leídos e interpretados.

Los AFECTOS tienen que ver con las intenciones, las motivaciones, los sentimientos, las actitudes y los valores de cada quien, elementos ocultos que deben ser extraídos mediante la Lectura Afectiva.

Las CREENCIAS tienen que ver con los pensamientos relativos a lo que cree la persona con respecto a la familia, la pareja, el trabajo, los amigos, los grupos, la sociedad, la naturaleza y el sí mismo. Estos pensamientos conforman  la ideología de la persona. Creencias ocultas que igualmente exigen una sistemática Lectura Afectiva.

Aparte de sus comportamientos observables, los humanos expresamos lo que somos mediante lenguajes gestuales, posturales, mímicos,… hasta lenguajes del silencio. Enorme información y conocimiento reporta atender a las múltiples maneras en que el otro expresa sus afectos y  creencias. Igual a como es necesario aprehender a descifrar los signos gráficos al leer, se requiere aprehender a LEER afectos, creencias y  comportamientos.

¿Y quién nos enseña a leer afectivamente? ¿Dónde se puede aprehender esto? ¿Quién enseña hoy ese dificilísimo arte? Nosotros duramos mucho tiempo intentando encontrar respuesta a estas preguntas y como no hallamos respuestas satisfactorias, nos dimos a la tarea de construirlas. Lo que no imaginábamos, es que parte de dichas respuestas nos llevarían a darle vida a la COMUNIDAD FORMATIVA EL TALLER. Precisamente para esto, para aprehender y enseñarle a los demás a conocer a los otros.

  1. Consultar el conocimiento acumulado por otros

Gran parte del conocimiento de alguien esta almacenado en las mentes de otros. Mas específicamente esta acumulado en la mente de sus familiares, su pareja, sus amigos, sus compañeros, sus vecinos, sus maestros entre otros. Consultar estas fuentes privilegiadas contribuye considerablemente con la eficacia de la Lectura Afectiva.

Cómo te habrás podido dar cuenta, las personas contamos con tres caminos viables para obtener sólida y certera información que nos permita Conocer al Otro. Para lograr esto, es necesario convertir en proposiciones los comportamientos que observas en cada uno de los roles que desempeña la persona que estas leyendo.

Veamos un ejemplo:

María está interesada en fortalecer el vínculo que tiene con su adolescente hija Lucia. A raíz de unos incomodos sucesos vitales que agrietaron su relación, ella ha empezado a tomar consciencia de que la mejor manera de ejercer una influencia positiva sobre su hija, es aprehendiendo a conocerla. Así, logrará comprehender cuales son las creencias, afectos y prácticas que están motivando dichos comportamientos incomodos. ¿Cómo logrará María cumplir con este objetivo?

1.María debe observar los comportamientos de Lucia en los diferentes Escenarios Vitales en los que ella interactúa. Teniendo en cuenta la edad en la que se encuentra su hija, María debe prestar especial atención a la forma como Lucia se relaciona con su pareja, sus amigos, sus grupos y consigo misma. Por ejemplo:

  • María observa que Lucia pasa gran parte del tiempo con su novio
  • María observa que los amigos de Lucia consumen alcohol y fuman. María observa que los grupos en los que participa Lucia se socializa alrededor de las bebidas alcohólicas y el cigarrillo.
  • María observa que Lucia  duerme más tiempo de lo necesario.
  • María observa que Lucia no lee.

2. María debe  leer las creencias y los afectos que se encuentran detrás de estos comportamientos y  hacer proposiciones. Por ejemplo:

  • Según María, a Lucia le gusta pasar mucho tiempo con su novio porque se siente muy sola.
  • Según María, los amigos de Lucia consumen alcohol y cigarrillo porque tienen poco control por parte de sus padres.
  • Según María, Lucia duerme más tiempo de lo necesario porque tiene demasiado tiempo libre y pocas motivaciones.
  • Según María, Lucia no lee porque encuentra más placer viendo televisión y chateando con sus amigos.

3.  Para que María pueda conocer más a Lucia, deberá ocuparse de conversar sobre Lucía  con las personas que más interactúan con ella y hacer proposiciones con esa información. Por ejemplo:

  • Según María, el novio de Lucia considera que ella es demasiado celosa.
  • Según María, los amigos de Lucia consideran que ella es generosa y le gusta escucharlos.
  • Según María, los amigos de Lucia piensan que ella es demasiado insegura en su relación de pareja.

Con toda esta información recogida de forma consciente, constante y sistemática, María podrá comprehender el comportamiento de su hija Lucia y en consecuencia,  tomar las decisiones necesarias para que ella aprehenda a interactuar óptimamente consigo misma (se Autoconozca, se Autovalore, se Autoadministre y se Autogobierne) con los otros y con los grupos. Y se convierta en una fuente de satisfacción para ella misma y para quienes interactúan con ella. Todo esto finalmente permite que María establezca un vínculo lo suficientemente estrecho y solido con su hija, como para crear la Conexión Afectiva necesaria, que aumentará la probabilidad de que ella influencie positivamente la vida de su hija.

Esta es entonces, la primera Lección Formativa para las Micro Comunidades de Crianza Formativa y Parejas Formativas. La escribimos pensando en nuestros aprehendices y la compartimos con nuestros lectores con la esperanza que les pueda ser de utilidad. Recuerden que esta es una somera introducción al mundo del Conocimiento Interpersonal; Habilidad Afectiva de vital importancia en estos tiempos donde el Caos Afectivo invade las relaciones interpersonales en particular y sociales en general.

 

¿POR QUÉ SOMOS COMO SOMOS? (Post.2)

Posted on Actualizado enn

“El hombre se volverá mejor cuando le muestres cómo es.”Anton Checkhov

¿El hombre es egoísta o altruista por naturaleza? ¿Somos producto del medio cultural únicamente o somos seres puramente biológicos? ¿Se puede modificar el “dictamen genético” a partir del Desarrollo Afectivo? ¿Es posible llegar a comprehender por qué una persona piensa lo que piensa, siente lo que siente y actúa como actúa?

Por naturaleza venimos al mundo dotados tanto de una dimensión altruista como de una egoísta. Ahora, ¿cuál de las dos  se desarrolla más? la cultura en este punto juega un papel significativo, pues de su influencia depende la dominancia; bien sea de las “malvadas” (no siempre es así) instrucciones programadas por el código genético o del accionar que corrige y controla los impulsos del genoma. En otras palabras, es falso que el hombre “nace”,  y es igualmente falso que el hombre se “hace”. El hombre “nace” y se “hace”.[1]

Por desgracia, desde siempre hasta nuestros días, tanto el genoma como la cultura han favorecido el desarrollo y predominio del lado egoísta,(esto no quiere decir que el lado altruista no se haya manifestado y continúe haciéndolo) es más, se puede afirmar  -a diferencia de lo que pensaba el “buen” Rosseau- que “el hombre nace malo y  a veces la sociedad lo mejora”.[2] El hombre, debido a su origen animal, también se convierte en presa fácil de la despiadada selección natural, y ésta, simplemente hace lo que tiene que hacer. “En evolución no sólo se trata de ganar, sino de ganar más que los demás y, en ocasiones, en hacer perder a los otros. Por lo tanto, la evolución siempre estará produciendo malvados.”[3]

En relación con lo anterior, el divulgador científico Antonio Vélez afirma lo siguiente:

<<Un animal que se muestre perfectamente altruista, que siempre les ceda el turno a sus compañeros, que no acapare recursos vitales cuando se presenta la oportunidad, que no responda con violencia a las agresiones o a las injusticias, que no se muestre vengativo, que no se interese en el sexo, que no descanse de trabajar en bien de sus parientes o que no se alimente en abundancia cuando las circunstancias lo propicien, ese animal no dejará descendientes, o dejará muy pocos, en relación con sus compañeros de grupo. En cambio los lujuriosos, los egoístas, los altruistas con sus parientes próximos, los ventajosos, los agresivos, los maquiavélicos, los codiciosos y los avaros tenderán a dejar más descendientes y en consecuencia esas “virtudes”-“pecados” desde la perspectiva humana- serán elegidas por la selección natural para incorporarlas en la dotación biológica de cada especie. Y el hombre no es ninguna excepción. >>

Ahora bien, esto no quiere decir que todo esté perdido. No se trata de caer en algún tipo de determinismo genético; como bien lo señala  Antonio Velez,  “de ninguna manera se acepta que las fuerzas del genoma sean insuperables, (…) se considera que en más de un caso las fuerzas importantes las aporta el medio ambiente”. Y citando a Jorge Wagensberg  expresa: “Lo escrito en los genes no es un texto sagrado, se puede cambiar, arreglar, borrar, burlar….”.

En este orden de ideas, se puede aseverar que en cuanto el hombre conozca y tome consciencia de su naturaleza, y en lo posible se desarrolle en un entorno que propicie el  fortalecimiento de la ya mencionada dimensión altruista; existe un alto grado de probabilidad de cambiar el “dictamen genético”. Y es precisamente en este punto, en el que la Formación Afectiva (aprehender a interactuar con los demás y con uno mismo) cobra validez y relevancia en el existir de cualquier persona, interesada en que aflore y se desarrolle con mayor predominancia su lado de Ser Humano (altruista).

Cabe anotar que “es más sustantivo aprehender a comprender a otros seres humanos y a sí mismo que aprehender matemáticas, ciencias, sociales, español….”[4] De acuerdo con De Zubiría, aprehender a interactuar con las demás personas es mucho más importante por cuatro grandes razones:

  1. La afectividad es multifuncional y opera con multitud de personas, cercanas como parientes, familiares, amigos o incluso yo mismo; o lejanas como el taxista, el celador, etc.
  2. En la economía actual, las competencias afectivas alcanzan su valor máximo, así las apariencias sean contrarias.
  3. Cualquier déficit afectivo interpersonal tiene consecuencias costosas en términos de infelicidad, de enfermedad física y mental: soledad, depresión y suicidio, ¡las tres epidemias del siglo XXI!.
  4. Por su propia escasez, pues en la cultura occidental las primeras industrias y los colegios sobrevaloraron la “inteligencia”, haciendo a la afectividad rezagarse.

Miguel De Zubiría Samper, quien ha teorizado con amplitud acerca de la Afectividad Humana, define la misma como <<valorar las realidades humanas>>. Estas realidades las precisa a partir de la teoría del filósofo inglés  Karl Popper  según la cual, los individuos habitan en tres realidades: Práxica (Mundo 1) relacionada con lo material, Psicológica (Mundo 2) relativa a la interpretación de las demás personas y finalmente Cultural (Mundo 3) que hace referencia al conocimiento.

De esta forma, establece una directa relación entre los mundos Popperianos y los tipos de Afectividad Humana, a saber, Afectividad Práxica, Psicológica y Cultural. Para este contexto es pertinente profundizar en la Afectividad Psicológica; -pues nuestro interés se focaliza en la comprehensión del comportamiento “humano”- constituida por: Afectividad Interpersonal (relacionada con la interacción entre personas), Afectividad Sociogrupal (hace referencia a la relación individuo-grupos), Afectividad Intrapersonal (sobre la relación del individuo consigo mismo).

La Afectividad Interpersonal tiene por tarea comprehender a otros; esto se hace posible a partir del aprecio o valoración del otro, conocimiento del otro y  destrezas interpersonales. La Afectividad Sociogrupal esta relacionada con la interacción con los grupos; es a partir de ésta que la persona aprende a ser miembro de una familia, un colegio, un trabajo etc. De igual forma, para desarrollarla se requiere aprecio o valoración del grupo, conocimiento del grupo e interacción con los grupos. La Afectividad Intrapersonal moviliza los mecanismos de autocomprehensión necesarios, para interactuar consigo mismo; autovaloración (auto-estima, auto-cuidado, auto-imagen) autoconocimiento (afectos, roles, creencias) y autoadministración (motivarse e inhibirse).

En síntesis, desarrollarse afectivamente implica el conocimiento, dominio y aplicación de Operaciones Afectivas (Interpersonales, Sociogrupales, Intrapersonales) e Instrumentos Afectivos (conocer cómo se articulan emociones, sentimientos, actitudes, valores, principios). Esto se estructura con base en los roles que desempeña el individuo dependiendo de su edad. Por ejemplo, en la infancia desempeña el rol de hijo y posiblemente de hermano, en la adolescencia de hijo, estudiante, compañero y en la adultez de padre, esposo, trabajador.

Lo anterior resulta especialmente relevante, puesto que se hace posible comprehender,  por qué, sentimos lo que sentimos, pensamos como pensamos y actuamos como actuamos. Posibilitando en gran medida, (¡y no es nada pretensioso!) el mejoramiento de la especie “humana”, y obviamente la prevención de los múltiples problemas y patologías que aquejan tanto lo social como lo psicológico: violencia, crimen, suicidio, delincuencia, inequidad, corrupción etc, etc, etc, etc.

Desafortunadamente en ninguna parte nos forman Afectivamente. Vamos a la escuela a “aprender” matemáticas, sociales, español etc, y en la “educación superior” continua el aprendizaje netamente cognitivo.-Esto es apenas normal, pues al sistema educativo lo que menos le importa es el desarrollo de la persona-. En ninguna parte nos enseñan a interpretar y comprehender a los demás, a ser conocedores de nuestros afectos; para que así, sea más fácil descubrir y desarrollar nuestro talento. A comprehender que contamos con un sistema afectivo conformado por emociones, sentimientos, actitudes, valores y principios; que podemos ser mucho más acertados y asertivos, si actuamos  principalmente movidos por valores y  principios; que nuestras emociones, sentimientos y actitudes las podemos poner a actuar a nuestro favor, si desarrollamos competencias afectivas que nos permitan comprehender su funcionamiento, y así, tener un control y manejo adecuado de éstas. En fin, son demasiados los aspectos  cruciales, vitales, determinantes para nuestro diario vivir, -relacionados con la Afectividad- que no nos enseñan en ninguna parte y por lo tanto, su carencia continua produciendo estragos, que en  no pocas ocasiones, resultan  irreversibles.

Es precisamente por esta razón que ahora existe la COMUNIDAD FORMATIVA EL TALLER, un espacio en el que,  adicional a tener la posibilidad de desarrollarte Afectivamente y contribuir con el Desarrollo Afectivo de los demás, también puedes desarrollarte a nivel intelectual y profesional. No dejes de hacer parte de esta iniciativa; si consideras que lo expuesto aquí, es acorde con tu postura frente a la vida y hace parte de tus necesidades existenciales.

 


[1] Vélez, Antonio, “Homo Sapiens”  Bogota. 2009. Villegas Editores

[2] Ibid

[3] Ibid

[4] De Zubiría Miguel, “La Afectividad Humana” Bogotá 2007

CONSTRUYENDO UN PROYECTO EXISTENCIAL 

Posted on Actualizado enn

construir4Debo admitir que no ha sido nada fácil renunciar a la aparente  “estabilidad” y  “seguridad”, que produce mantenerse alienado y sumiso al  perverso sistema actual. Aunque a decir verdad, el precio que se paga es muy  alto, pues se hace necesario incluso; enajenar la propia libertad y anular la posibilidad de gestionar un camino que conduzca al logro de la autonomía.

Luego de sobreponerme a la perturbación que provoca el régimen industrial, de haber experimentado el rol más sublime y divino; paradójicamente antecedido por la sensación más abominable y salvajemente dolorosa -el parto-. Después de todo esto, he sentido la imperiosa necesidad de procurarle un poco más de evolución a mi existir, y lo que es aun más importante, de darle celeridad al cometido que como ser humano tengo en la vida  <<hacer que mis hechos me permitan trascender>>.

Encontrar  la ruta que me conducirá a la consecución de dicho cometido es algo que me ha tomado tiempo. Por un lado, puedo decir que dentro del concepto que tengo de mi; prevalece el hecho de caracterizarme por una profunda inconformidad con el sistema establecido, por un agudo y poco operante sentido crítico frente a la dinámica social basada en la desigualdad de oportunidades, capitalismo bestial, injusticias de todo tipo,  discriminación, corrupción,  indiferencia, violencia, pobreza, guerra y un eterno etcétera. Asimismo, por tener la firme intención de contribuir con una transformación autentica de mi entorno (en este caso tenía muy claro qué hacer; pero no sabia cómo hacerlo).

No obstante lo anterior, confieso  que contemplar la posibilidad de cambiar mi “acomodado” estilo de vida o de intentar emprender algún cambio importante, me generaba algo de temor y desorientación, -lo que considero es apenas normal-. Pero  lo que no me resulta para nada normal, es resistirse a emprender cambios importantes en la vida, aun sabiendo que lo único permanente en nuestras vidas son los cambios. Por lo demás, no se puede ignorar que es a partir de los cambios que se hace posible la evolución. 

Pues bien, después de hacerme consciente de la importancia del cambio (sobre todo de paradigma) he decidido hacerlo participe de mi vida, y sin vacilar más, he comenzado lo que denomino como “liberación progresiva del sistema”. Al mismo tiempo,  lo más substancial de mi sentir toma forma a partir de este proceso, es decir,  aquí empieza a forjarse lo que se constituye en mi propósito existencial, a saber, -como ya lo mencioné-  <<hacer que mis hechos me permitan trascender>>.       

Bueno, creo que ya estuvo bien de catarsis. Para entrar en materia  te diré que este proyecto se estructura a partir de dos conceptos y/o propósitos principales: Humanizar al Hombre y Construir Bien-estar. Ahora bien, la consecución de lo anterior se concibe desde la Formación para el Bien-Estar a partir de la Afectividad Humana (desarrollo afectivo de las personas). Cumplir con este propósito implica darle vida a nuevas instituciones tales como: Centros de Formación Afectiva (promueven el desarrollo afectivo de las personas en sus diferentes dimensiones, como son: familia, trabajo, pareja, crianza, amigos, sociedad, etc) Centros de Formación  Humana (tienen como propósito el desarrollo integral de las personas desde el punto de vista afectivo, intelectual y del talento), Empresas Altruistas (bien podría decirse que son la evolución tanto conceptual como práctica de las ya conocidas empresas sociales).

Imagino que te estas preguntando el por qué de lo anterior; la respuesta es muy sencilla… Lastimosamente, la gran mayoría de problemas que aquejan  nuestra sociedad,  encuentran su causa en una aguda deficiencia de desarrollo afectivo. Esto es apenas normal teniendo en cuenta que en ninguna parte recibimos formación acerca de cómo llegar a convertirnos en seres humanos o de cómo podemos descubrir y desarrollar el talento. La escuela industrial prioriza en la instrucción de matemáticas, biología, física, español etc; pero en ningún momento se preocupa por dar cuenta de la dimensión afectiva, esto es, -según Miguel De Zubiría- permitirle a la persona desarrollar de forma optima su afectividad intrapersonal (autoconocimiento, autovaloración y autoadministración), afectividad interpersonal (conocimiento del otro, valoración del otro y destrezas interpersonales), afectividad sociogrupal (conocimiento de los grupos, valoración de los grupos e interacción con los grupos), afectividad que conduce al amor a si mismo, al otro, al mundo y al conocimiento.

De la misma forma -y siguiendo la teoría de De Zubiría- se hace necesario que la persona comprenda el funcionamiento de los instrumentos afectivos (emociones, sentimientos, actitudes, valores y principios) para tomar consciencia de por qué siente lo que siente, piensa lo que piensa, actúa como actúa,  y de cómo su accionar varia de acuerdo al nivel de desarrollo afectivo en el que se encuentre.

En este orden de ideas, se puede afirmar: en tanto se cuente con un óptimo desarrollo afectivo intrapersonal, interpersonal y sociogrupal; e igualmente  se  actúe  con mayor frecuencia con base en valores y principios, existe un alto grado de probabilidad -por no decir que es totalmente seguro-  de obtener  Bien-estar  y  por supuesto Felicidad.

En lo que respecta a la Empresa Social; (o mejor dicho, Empresa Altruista) definitivamente se constituye en una alternativa viable para contribuir con la construcción de Bien-estar para las personas, favoreciendo en gran medida la disminución de la pobreza. Basta con imaginar lo que ocurriría si en lugar de darle prelación a las empresas maximizadoras de beneficios; se aprovechara el poder del libre mercado para rentabilizarlo en beneficio del cumplimiento de objetivos sociales (formación, salud, vivienda, recreación, cultura, etc).

Aunque el antepuesto enunciado parezca utópico, es perfectamente factible de ser llevado a cabo; de hecho, ya existe un claro y admirable ejemplo a seguir, se trata del premio Nobel de Paz y fundador del Banco Grameen, Muhammad Yunus. Quien a través de otorgar micro créditos a personas de escasos recursos e incursionar en diferentes tipos de empresas sociales, (en este tipo de empresas se reinvierte el cien por ciento de las utilidades en objetivos sociales, sin embargo, pueden ser autosostenibles) ha logrado consolidar un modelo de emprendimiento que bien vale la pena replicar.

Es evidente que materializar estas letras no será una tarea fácil, pero definitivamente su ejecución me resulta vital. Por fortuna me acompaña en este propósito existencial, un  hábil e inquieto personaje; mi esposo Andrés, con quien nos hemos valido de los aportes de autores como: Miguel De Zubiría, Richard Sennett, Manuel Castells, Alvin Toffler, Richard Stellman, Pekka Himanen, Muhammad Yunus, por nombrar sólo algunos. A partir de este escudriñamiento, hemos diseñado un modelo de trabajo que posiblemente permitirá ejecutar tal cometido. Se trata de EL TALLER: una nueva forma de organizar y gestionar el trabajo.

Dicho Taller, -al mejor estilo de los antiguos artesanos- cuenta con aprehendices, oficiales y maestros. Aquí, la materia prima es la información y el conocimiento. En El Taller las herramientas son los libros, las computadoras, la palabra y los escritos. Y como producto terminado ofrece la Formación Afectiva. Se trabaja por proyectos, éstos son desarrollados por equipos. Cada equipo esta conformado por un grupo de aprehendices, orientados por un respectivo Oficial. Todos a su vez, son orientados y formados por un Maestro. No hay jerarquías tradicionales, y el rol a ocupar dentro del mismo, es directamente proporcional a la producción intelectual y al aporte a la comunidad. Los ingresos netos;  producto de la ejecución de los diferentes proyectos, son distribuidos equitativamente entre los integrantes y de acuerdo al rol desempeñado. (Si quieres conocer sobre este modelo, haz clic aquí).

Ya para concluir, iré al grano; LA COMUNIDAD FORMATIVA EL TALLER, es un espacio que te brinda la posibilidad de construir tu autonomía afectiva, intelectual y material. A diferencia de un proyecto convencional, para hacer parte de esta propuesta  se requiere una firme disposición para romper esquemas, agrado por adquirir y transmitir el conocimiento, valorar el ser humano y un autentico deseo de contribuir con el Bien-estar propio y el de los demás a partir de la Formación Afectiva.

Como en cualquier otra causa, se hace necesaria la suma de voluntades, convicciones, esfuerzos, energías, talentos, experticias y demás. La invitación está abierta. Y en la medida en que este ideal  coincida con tus valores esenciales, es importante que te hagas partícipe del mismo.