El engaño

APARIENCIAS

Posted on Actualizado enn

APARIENCIAS

 

“Caras vemos corazones no sabemos”, “no todo lo que brilla es oro”, “no todo es lo que parece”, “que se vea no significa que sea”; al parecer, pretender parecer olvidándose de evolucionar  el ser, suele ser un verdadero obstáculo para Crecer.

 

Para empezar sería práctico aceptar que en cierta medida “vivimos de apariencias”. Las apariencias acompañan nuestra existencia, lo inquietante es que son aliadas del engaño cuando no se corresponden con nuestra esencia.

 

¿Y entonces, cómo descifrar la apariencia y la esencia?

 

Podría ser, formando conciencia de nuestra esencia; de lo que somos cuando estamos solos, de cómo interactuamos con quienes amamos y con lo que amamos, de cómo nos sentimos por el simple hecho de estar vivos, de lo que creemos que necesitamos para aceptarnos y ser aceptados, de lo que hacemos para evolucionar como auténticos humanos.

 

Podría ser, formando conciencia de lo que permite interactuar con la esencia; de no fiarse tanto en lo que se dice y fijarse más en lo que se hace, de valorar al otro por lo que con buena voluntad construye  y no por esperar lo que nos pueda llegar a dar, de no dejarnos comprar con lisonjas y promesas que no se basan en actos de coherencia, de no dejarnos ilusionar con propuestas que plantean recibir sin aportar, de dejar de lado lo que un ego inflado haya pronunciado.

 

Podría ser, formando conciencia sobre la indulgencia establecida con respecto a la apariencia; dado que existen momentos, periodos, circunstancias, donde solo queremos ver la apariencia porque nos duele enfrentar la esencia.

 

Podría ser, formando conciencia sobre la naturaleza de la falsa apariencia; esa que busca ostentar para agradar, bien sea a nivel existencial, material, intelectual, espiritual y todo lo demás.

 

Para terminar cabe mencionar algunas sapiencias sobre las apariencias: “pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos”(Nicolas Maquivelo). “Hay mucha gente en el mundo, pero todavía hay más rostros, pues cada uno tiene varios”(Rainer María Rilke). “Estamos tan acostumbrados a disfrazarnos para lo demás, que al final nos disfrazamos para nosotros mismos”. “El mundo recompensa antes las apariencias de mérito que al mérito mismo”(Francois de La Rochefoucauld).”Aparentar es la llave más próxima a la falsedad y por ende a la soledad”(anónimo).

 

En fin, como la apariencia no siempre se corresponde con la esencia; ante la apariencia es mejor mantener la prudencia, no juzgar con ligereza e intentar interactuar con plena conciencia.

Anuncios

LA INCOHERENCIA

Posted on Actualizado enn

INCOHERENCIA

Esa lamentable forma de actuar que conjuga el autoengaño, la falta de sinceridad en lo que se expresa, la desconexión entre el sentir, el pensar y el hacer, la actuación por conveniencia momentánea y no por convicción genuina, las palabras que no se corresponden con los hechos, entre otras, son características de la pérfida incoherencia.

La incoherencia se viste de oveja y oculta su esencia de lobo, acorde a su egoísta conveniencia.

La incoherencia se esfuerza por parecer y poco o nada le interesa el ser genuinamente.

La incoherencia niega lo que han sido y son los hechos, para así escudarse  manteniendo el autoengaño y el engaño al otro.

La incoherencia actúa en contravía con lo que dice sentir y pensar.

La incoherencia no se permite pensar en el otro antes de actuar, frente al otro sólo busca aparentar.

La incoherencia actúa por acomodación, la convicción siempre la deja para una próxima ocasión.

La incoherencia le hace daño a quien la vive en su propia forma de actuar, y a quien convive con quien vive bajo la lógica incoherente.

De la incoherencia es mejor tomar distancia, antes que el desconcierto de ese comportamiento haga que la mente enloquezca.

Y para evitar caer en ese lamentable estado, no hay nada mejor que la Coherencia a Conciencia.