Crecer como ser humano

EMPRENDER EL PROCESO DE CRECER

Posted on Actualizado enn

EMPRENDER EL PROCESO DE CRECER

Emprender el proceso de Crecer es algo que en algún momento debemos hacer, si  lo que queremos es  aprehender a re-nacer una y otra vez, para Crecer como  Seres Humanos hasta después de envejecer.

 

Crecer como Ser Humano, Crecer interiormente ocurre siempre y cuando, sea algo que emprendamos conscientemente diariamente.

 

No emprender este proceso en cada nuevo amanecer, nos puede llevar a temer cuando se acerque el anochecer; pues veremos oscurecer  sin saber lo que se puede llegar a Ser al permitirle Crecer al  Ser.

 

¿Y qué significa permitirle Crecer al Ser? Bien puede ser; permitirle aprehender a Ser todo aquello que le hace bien y que haga el bien.

 

Como bien puede ser:

 

Comprenderse y comprender a quien en nuestro entorno esté.

 

Valorarse y valorar lo que la vida nos da.

 

Utilizar  empatía y asertividad para podernos relacionar sin generar malestar.

 

Cuidarnos y cuidar, y así la vida en su integridad preservar.

 

La ira siempre gobernar y así estragos evitar.

 

Perder el miedo a perder, y así no temer emprender, lo que nos lleve a Crecer.

 

Dosificar el placer para que siempre podamos disfrutar de él y en la adicción no caer.

 

Cooperar para avanzar, procurar siempre ayudar, una mano siempre dar; así siempre de algún lado, reciprocidad vendrá.

 

Esforzarse en practicar la  constructiva equidad; entendida ésta, como una práctica que va más allá de la igualdad. Respetando la diversidad, la diferencia, la pluralidad, creando convergencia en la construcción de una justa humanidad.

 

Resentimiento no guardar, saber siempre perdonar; sin que esto implique, tener que volver a confiar o distancia no tomar.

 

Mantenerse predominantemente en paz, con el propio ser y con tod@s  l@s demás y lo demás.

 

Evitar siempre el juzgar porque la realidad no es la misma para l@s demás, cada circunstancia es particular; antes de caer en la tentación de criticar, más vale dedicarnos a aportarnos y aportar.

 

Procurar  enfocar nuestra atención en la constructiva creación; creación de vínculos, de proyectos, de sueños, de afectos sanos, de sentido de vida y demás. Esto nos puede apartar del actuar con mala intención y generar destrucción.

 

Todo esto y mucho, mucho más, nos puede ayudar a evolucionar como humanidad. Todo lo que en nuestro ser esté y que se pueda expresar a través de la bondad, la benevolencia, la ausencia de maldad.

 

Todo esto hace parte del necesario quehacer para que podamos Crecer y llegar a trascender, como auténticos Seres Humanos.

 

Vamos tod@s, vamos ya; ¡¡¡es momento de Emprender el Proceso de Crecer!!!

Anuncios

CRECER: LA ESENCIA DE SER

Posted on Actualizado enn

 CRECER  LA ESENCIA DE SER 1

Crecer es la tendencia natural de los seres vivos. Y dentro de la inmensidad de especies que hacen parte de la categoría, seres vivos; la especie humana llega al encuentro con la vida dotada de ventajas muy especiales. Ventajas que si no se hacen conscientes, quedan derretidas en las superficialidades, reduciendo dramáticamente   las posibilidades.

 

El Crecimiento en los seres vivos se puede ver físicamente muy fácilmente. Y en condiciones normales, ocurre casi que, automáticamente.

 

No ocurre lo mismo con el Crecer del Ser. Y al parecer, solo la especie humana cuenta con el potencial concreto para hacer Crecer su Ser.

 

¿Cuál ser? Su Ser Humano. La principal y más valiosa posibilidad de nuestra especie, una de las más grandiosas manifestaciones de la vida, una de las más sabias formas de coexistir con las demás formas de vida, una de las más nobles formas de experimentar respeto por la ajena y la propia vida.

 

Crecer  Afectivamente, es la esencia de Ser Humano. Tan solo este Ser, tiene la magnífica posibilidad de elegir lo que quiere ser y de esforzarse para llegar a serlo. De elegir lo que quiere creer y de hacer para llegar a crearlo. De elegir lo que quiere sentir y de gobernarse para equilibrarse. De elegir despertar su conciencia, para que ésta pueda Crecer, a través de constructivas creencias y enriquecedoras experiencias.

 

Tan solo este Ser puede ser: consciente de sí mismo, actuar más allá de su instinto, comprehender el significado de su  vida, preguntarse por el sentido de la vida, formar su afectividad,   transformar su realidad para mejorar  y mucho, mucho, mucho más.

 

Aunque es posible aprender de los magníficos comportamientos que claramente se aprecian, en los animales conocidos como no racionales.

 

Y aunque es posible observar comportamientos extremadamente irracionales, en los animales conocidos como racionales.

 

Es posible inferir que solo los animales que hacen parte de la especie humana, pueden llegar a Humanizarse; pueden llegar a concientizarse, comprenderse, valorarse, gobernarse, formarse, transformarse, evolucionarse.

 

El animal llamado humano, cuenta con pleno potencial para sobrepasar la programación biológica según la cual; los seres vivos nacen, crecen físicamente, se reproducen y mueren.

 

El animal llamado humano,  además de nacer, puede llegar a renacer,  hacer Crecer su Ser, florecer con el crecimiento de su Ser, conocer, comprehender, crear obras que le permitan trascender; en suma, puede llegar a Ser Humano.

 

No cuentan con el mismo acontecer; el simpático ser marrano, ni el sacrificado ser zángano, ni el paciente ser gusano. Son posibilidades exclusivas del Ser Humano y es inhumano que estas posibilidades se vayan en vano.

 

La principal misión que tenemos como parte de la especie humana es hacer Crecer nuestro Ser Humano. Y esto es algo que ningún otro ser, lo puede llegar a hacer, ni ser.

 

No cumplir con esta misión, implica sucumbir en la mediocridad;  pues no seremos buenos animales y menos, seremos lo que nuestro potencial nos permite llegar a Ser:  Seres Humanos.

 

Es conveniente recordar permanentemente a qué vinimos; olvidarlo significa vivir en la inopia, en lo anodino, en el caos indeleble, en la deformidad, en la maldad,  en la ausencia de bienestar. Entonces no lo olvidemos. ¿A qué vinimos? ¡¡A Crecer!!

ACEPTARSE

Posted on Actualizado enn

ACEPTARSE1

 

Aceptarse no significa estancarse. La cuestión es aceptarse, para concientizarse de lo que debe transformarse y así, evolucionarse.

 

Aceptarse es valorarse, más no conformarse; porque el Crecer del Ser depende en gran medida, de la capacidad para formarse y transformarse.

 

Aceptarse es reconocer, que siempre nos faltará mucho por aprender y por Crecer como Ser Humano.

 

Aceptarse es aceptar sea cual sea, la realidad; esto no quiere decir, caer en la mediocridad y no atreverse a transformar el malestar, para generar bienestar.

 

Aceptarse es dejar de lamentar lo que ya no tiene marcha atrás; en vez de lamentar, conviene captar lo que queda de aleccionante,  mirar hacia adelante, y mantenerse perseverante.

 

Aceptarse es ser capaz de mudarse de actitud, cuando el estilo de interacción dificulta la vinculación.

 

Aceptarse es no estresarse, ni preocuparse; sino más bien, ocuparse de conocerse para comprenderse y así, poder evaluarse y sensibilizarse, frente a lo que es necesario hacer para Crecer.

 

Aceptarse es re-conocerse, re-significarse, re-construirse, re-plantearse, re-estructurarse, re-formarse y cada vez que sea necesario; permitirse transformarse para evolucionarse.

 

Aceptarse es permitirse aprehender a transformarse.

 

 

 

 

CRECER COMO SER HUMANO

Posted on Actualizado enn

CRECER COMO SER HUMANO

Cuanto más nos conozcamos; más nos comprenderemos.

 

Cuanto más nos comprendamos; más conscientes de nosotros seremos.

 

Cuanto más conscientes de nosotros seamos; más transformaremos nuestro ser, para que pueda Crecer.

 

Cuanto más nos transformemos; más evolucionaremos.

 

Cuanto más evolucionemos; más nos humanizaremos.

 

Cuanto más nos humanicemos; más podrá Crecer nuestro Ser Humano.

 

Cuanto más Crezcamos como Seres Humanos; más interacciones empáticas tendremos.

 

Cuanto más empáticos seamos; más nos inhibiremos de causarnos daño y de causar daño.

 

Cuanto menos daño causemos; mejor nos comunicaremos.

 

Cuanto mejor nos comuniquemos; menos pelearemos y mejor desconflictuaremos.

 

Cuanto mejor desconflictuemos; menos odiaremos.

 

Cuanto menos odiemos; más amaremos.

 

Cuanto más amemos; más valoraremos.

 

Cuanto más valoremos; más Creceremos como  genuinos Seres Humanos.

 

Cuanto más Humanos seamos; más Equidad practicaremos.

 

Cuanta más Equidad practiquemos; menos injusticias cometeremos.

 

Cuantas menos injusticias cometamos; más oportunidades tendremos.

 

Cuantas más oportunidades tengamos; mejor se distribuirán las utilidades.

 

Cuanto mejor se distribuyan las utilidades; más se  incrementaran las posibilidades.

 

Cuanto más se incrementen las posibilidades; más se transformarán las crueles realidades; personales, familiares y sociales.

 

Cuanto más se transformen las crueles realidades; más bienestar tendrán las sociedades.

 

Cuanto más bienestar tengan las sociedades; más fraternidad tendrán las comunidades.

 

Cuanta más fraternidad tengan  las comunidades; más cuidaremos de nuestros pares.

 

Cuanto más cuidemos de nuestros pares; mejor nos vincularemos.

 

Cuanto mejor y más vinculados vivamos; mejores entornos construiremos.

 

Cuantos mejores entornos construyamos; más responsables de nosotros, con los demás y de lo demás seremos.

 

Cuanto más responsables seamos; más libertad tendremos.

 

Cuanto más libres seamos; mejor cooperaremos.

 

Cuanto mejor cooperemos; más Creceremos.

 

Cuanto más Crezcamos como Seres Humanos; más equilibrio y armonía obtendremos.

 

Cuanto menos creamos que vivir en equilibrio y armonía es utópico; más lo viviremos.

 

Cuanto más lo vivamos; más práctica tendremos.

 

Cuanta más práctica tengamos en el arte de Ser Humanos; mejor viviremos y conviviremos.