Cooperación

AÑO NUEVO

Posted on Actualizado enn

AÑO NUEVO

Año nuevo de vida para ser compartida.

 

Año nuevo de transformación para procurar la evolución.

 

Año nuevo de coraje para estructurar el andamiaje y transitar firmes por  este corto viaje.

 

Año nuevo de esperanza para alimentar la perseverancia que alcanza.

 

Año nuevo de esfuerzo para lograr el progreso.

 

Año nuevo de asertividad para mantener la fraternidad.

 

Año nuevo de empatía para convivir en armonía.

 

Año nuevo de cooperación para la efectiva construcción.

 

Año nuevo de prudencia para transitar por la existencia aprendiendo de la experiencia.

 

Año nuevo de valentía para enfrentar sin cobardía los desafíos de la vida.

 

Año nuevo de coherencia para caminar con la tranquila conciencia hacia la trascendencia.

 

Año nuevo de paciencia para formar lo auténticamente humano, libres de la adicción a lo mundano.

 

Año nuevo de sensatez para aceptar con madurez, que es sano dejar ir lo que no nos deja fluir.

 

Año nuevo de conciencia para aceptar sin intransigencia la diferencia.

 

Año nuevo de soluciones, dificultades, comienzos, finales, aciertos, quebrantos, encuentros, pérdidas, oportunidades y de todo lo que alimenta nuestras realidades.

 

Año nuevo para vivir, elegir, sentir, pensar, innovar, renovar, crear, creer, crecer, amar, intentar, avanzar, evolucionar e infinitas posibilidades más.

 

Año nuevo de vida para ser plenamente vivida. Gracias a la vida.

QUÉ PASARÍA SI…

Posted on Actualizado enn

 QUÉ PASARÍA SI

 

En vez de odiar aprehendiéramos diariamente a amar.

 

En vez de encadenarnos aprehendiéramos a ganar libertad asumiendo con responsabilidad.

 

En vez de atacar aprehendiéramos a gobernar la ira antes de actuar.

 

En vez de ignorarnos aprehendiéramos a mirarnos, admirarnos y apreciarnos.

 

En vez de culparnos aprehendiéramos a perdonarnos.

 

En vez de excedernos aprehendiéramos a moderarnos.

 

En vez de estresarnos aprehendiéramos a equilibrarnos.

 

En vez de arruinar aprehendiéramos a cuidar.

 

En vez de malevolencia y violencia ampliáramos nuestra conciencia.

 

En vez de menospreciar aprehendiéramos a valorar.

 

En vez de claudicar nos dedicáramos a intentar.

 

En vez de prejuicios nos conociéramos con juicio.

 

En vez de ofendernos nos esforzáramos en comprendernos.

 

En vez de maldecir nos motiváramos a insistir en el sano sentir.

 

En vez de envidiar nos permitiéramos aportar.

 

En vez de criticar nos  dispusiéramos para ayudar.

 

En vez de malgastar nos enfocáramos en crear.

 

En vez de evadir nos expusiéramos a enfrentar y asumir.

 

En vez de competir disfrutáramos de cooperar en el diario vivir.

 

En vez de hacer trampa concediéramos a nuestra esencia la transparencia.

 

En vez de maltratar practicáramos empatía y asertividad.

 

En vez de intransigencia tuviéramos decencia ante la diferencia.

 

En vez de lamentar pudiéramos agradecer que del error se pueda aprender.

 

En vez de excusarnos nos propusiéramos  transformarnos.

 

En vez de postergar ¡¡¡empezáramos YA!!!

 

¿Qué pasaría? Sin duda nuestra vida y sociedad se transformarían, necesariamente evolucionarían; inevitablemente creceríamos como seres humanos. O ¿Tú qué crees?

 

 

APREHENDER A CONFIAR Y APREHENDER A DESCONFIAR

Posted on Actualizado enn

APREHENDER A CONFIAR Y DESCONFIAR

Aprehender a confiar en lo que somos, sabemos, queremos y podemos; nos da seguridad para avanzar y lograr.

 

Aprehender a desconfiar de nuestro ego y de nuestra natural tendencia al Autoengaño; permite que nos valoremos objetiva y equilibradamente.

 

Aprehender a confiar en el otro cuando sus actos denotan coherencia y benevolencia genuina; favorece la construcción de un vínculo sólido y perdurable.

 

Aprehender a desconfiar del otro cuando sus hechos demuestran egoísmo,  falta de empatía y dificultad para cooperar; evita que nos intoxiquemos con un vínculo ingrato y egocéntrico.

 

Aprehender a confiar en el potencial que tenemos para evolucionar nuestra forma de sentir, pensar y actuar; nos mantiene motivados para hacer lo que nos permite ser, verdaderamente humanos.

 

Aprehender a desconfiar de nuestro instinto egoísta; nos permite mantenernos alerta para aplastarlo con creencias, afectospracticas auténticamente altruistas.

 

Aprehender a confiar en el otro cuando lo que expresa se corresponde con lo que realmente siente y piensa, cuando sus palabras se corresponden con sus hechos, cuando sus promesas se convierten en acciones y cuando sus acciones generan tranquilidad; nos permite experimentar la seguridad propia del sentirse bien rodeado.

 

Aprehender a desconfiar del otro cuando es capaz de causar daño intencional, cuando no se interesa en absoluto por nuestro bienestar, cuando su único interés es el de sobresalir pasando por encima de los demás; nos ayuda a tomar la decisión de concluir un vínculo, que nos puede ocasionar malestares que podemos evitar.

 

Aprehender a confiar en nuestra intuición, cuando estamos trabajando por convicción para favorecer la Evolución Afectiva de nuestro ser; nos permite leer la intención del otro y evaluar si es conveniente su cercanía o su distancia.

 

Aprehender a Confiar y Aprehender a Desconfiar; nos permite interactuar con nosotros mismos y con los demás, de forma prudente,  justa, satisfactoria y equilibrada.