Cómo controlar la ira

RESPIRAR

Posted on Actualizado enn

 

RESPIRAR

Respirar  para que podamos fluir con el diario vivir.

 

Respirar para que nuestro ser no se llegue a ofender hasta enfurecer, y mantenga la serenidad aún al escuchar, lo que la necia incoherencia puede llegar a hablar y difamar.

 

Respirar para que con esta acción, le aportemos a nuestra conciencia expansión y a nuestro ego reducción.

 

Respirar para que el normal grado de complicación que acompaña la corta duración de esta existencia, se pueda afrontar y descifrar con paciencia y diligencia.

 

Respirar para que podamos modelar y enseñar a nuestros infantes, a enfrentarse sabiamente con las situaciones agobiantes.

 

Respirar para que se facilite el observarse, comprenderse, valorarse, enfocarse, gobernarse; evitando que nuestro ser pueda ahogarse, por no querer ni poder transformarse.

 

Respirar para que  se posibilite más, el gobierno de afectos como la ira y el miedo; así es posible salir al ruedo libre de culpas y con denuedo.

 

Respirar para que la habilidad de perdonar se pueda practicar y haga parte activa de nuestro creer, sentir y actuar.

 

Respirar para que podamos hallar bienestar al conectar y estar con nuestro ser interior, al margen de lo que pase en el exterior.

 

Respirar para que toda nuestra energía se pueda conectar con esas energías superiores y divinas, que guían la vida con armonía.

 

Respirar para que el día a día se construya con momentos de sensatez, lucidez, alegría  y sabiduría.

 

Respirar para que la magia sublime de la vida, llene nuestro ser de sabia energía.

 

Respirar para que podamos inhalar del equilibrio natural que nuestra madre tierra nos da.

 

Respirar para que exhalemos sanas vibraciones, que generen conexiones con las fuerzas y energías superiores.

 

Respirar para que la benévola energía que tiene la vida haga parte activa  de cada día.

 

Respirar para que nuestros afectos se decanten y así; ni la alegría, ni la tristeza desequilibren el lado moderado de nuestra naturaleza.

 

Respirar para que la mente se pueda equilibrar y poco a poco pueda dejar atrás, lo que le causa malestar y no le permite avanzar.

 

Respirar para que podamos gobernar la acción por compulsión, la ansiedad por ostentar y la agresividad.

 

Respirar para que le podamos aportar  a esta existencia, la esencia que la haga suspirar, iluminar y evolucionar en su corto trasegar.

 

Respirar para que nuestra vida pueda entrar en sintonía con la melodía universal de la vida.

 

Respirar este momento, respirar esta vida; pues esta es la única oportunidad que ésta nos da, para que sea inmensamente vivida.

 

Respirar, respirar, respirar, respirar…. Se puede repetir mentalmente y hacer prácticamente al amanecer y al anochecer para agradecer por lo que ha pasado, por lo que está pasando y por lo que está por suceder; esta puede ser una forma de motivarse a hacer, algo que le aporte algo al Crecer del Ser, Humano.

Anuncios

CARTA A LA IRA

Posted on Actualizado enn

IRA g

Te conozco, sé quién eres. En repetidas ocasiones has intentado albergar en mí  e inundarme con tu energía que intoxica.

Ya te identifiqué. Tengo muy claro que eres un afecto dañino; buscas hacerme creer que debo alojarte en mi ser, porque algo o alguien supuestamente me ofendió.

Esa es tu estrategia para mantenerte viva y desarrollarte; si te anido en mí, te convertirás en rencor, resentimiento, odio y venganza.

Tu estrategia no funcionará conmigo, pues he logrado comprehender que si yo no tengo la necesidad de ofenderme, no habrá quien pueda ofenderme.

Esto no quiere decir que no pueda sentir algo de enojo frente a situaciones injustas, pero ¿quién soy yo para determinar qué es justo y qué no? La vida en sí misma es sabia y justa, ella se encargará de darle a cada quien lo que se merece en  el momento justo.

Quiero que sepas que aquí, en mi ser, no encontrarás alojamiento. Para mi eres una forastera en la que no puedo confiar y por lo tanto, tampoco puedo alojar.

Ya sé que eres un afecto anclado a la naturaleza humana, pero no por esto, te mantendré cerca. Trabajo en alianza con mi consciencia para Autogobernarme  e  impedir que puedas irrumpir en  mi ser y causar estragos.

Quiero Evolucionar Afectivamente; ser más que un animal que actúa instintivamente y al menor o mayor estímulo negativo pierde el dominio de sí mismo y ataca. Por eso me dedicaré a practicar el  Autogobierno de un afecto tan nocivo como lo eres tú, abominable Ira.

Espero que te haya quedado claro destructora Ira; no te quiero conmigo.

Contigo me es imposible mantener mi Sistema Afectivo en equilibrio.  Y si no logro mantenerme en equilibrio, perderé la oportunidad de gozar la maravilla de Vivir y Convivir con Tranquilidad.

Hasta nunca insoportable Ira. Cuando te vea venir te cerraré la puerta.