Coherencia

APREHENDER A CONFIAR Y APREHENDER A DESCONFIAR

Posted on Actualizado enn

APREHENDER A CONFIAR Y DESCONFIAR

Aprehender a confiar en lo que somos, sabemos, queremos y podemos; nos da seguridad para avanzar y lograr.

 

Aprehender a desconfiar de nuestro ego y de nuestra natural tendencia al Autoengaño; permite que nos valoremos objetiva y equilibradamente.

 

Aprehender a confiar en el otro cuando sus actos denotan coherencia y benevolencia genuina; favorece la construcción de un vínculo sólido y perdurable.

 

Aprehender a desconfiar del otro cuando sus hechos demuestran egoísmo,  falta de empatía y dificultad para cooperar; evita que nos intoxiquemos con un vínculo ingrato y egocéntrico.

 

Aprehender a confiar en el potencial que tenemos para evolucionar nuestra forma de sentir, pensar y actuar; nos mantiene motivados para hacer lo que nos permite ser, verdaderamente humanos.

 

Aprehender a desconfiar de nuestro instinto egoísta; nos permite mantenernos alerta para aplastarlo con creencias, afectospracticas auténticamente altruistas.

 

Aprehender a confiar en el otro cuando lo que expresa se corresponde con lo que realmente siente y piensa, cuando sus palabras se corresponden con sus hechos, cuando sus promesas se convierten en acciones y cuando sus acciones generan tranquilidad; nos permite experimentar la seguridad propia del sentirse bien rodeado.

 

Aprehender a desconfiar del otro cuando es capaz de causar daño intencional, cuando no se interesa en absoluto por nuestro bienestar, cuando su único interés es el de sobresalir pasando por encima de los demás; nos ayuda a tomar la decisión de concluir un vínculo, que nos puede ocasionar malestares que podemos evitar.

 

Aprehender a confiar en nuestra intuición, cuando estamos trabajando por convicción para favorecer la Evolución Afectiva de nuestro ser; nos permite leer la intención del otro y evaluar si es conveniente su cercanía o su distancia.

 

Aprehender a Confiar y Aprehender a Desconfiar; nos permite interactuar con nosotros mismos y con los demás, de forma prudente,  justa, satisfactoria y equilibrada.

Anuncios

LA INCOHERENCIA

Posted on Actualizado enn

INCOHERENCIA

Esa lamentable forma de actuar que conjuga el autoengaño, la falta de sinceridad en lo que se expresa, la desconexión entre el sentir, el pensar y el hacer, la actuación por conveniencia momentánea y no por convicción genuina, las palabras que no se corresponden con los hechos, entre otras, son características de la pérfida incoherencia.

La incoherencia se viste de oveja y oculta su esencia de lobo, acorde a su egoísta conveniencia.

La incoherencia se esfuerza por parecer y poco o nada le interesa el ser genuinamente.

La incoherencia niega lo que han sido y son los hechos, para así escudarse  manteniendo el autoengaño y el engaño al otro.

La incoherencia actúa en contravía con lo que dice sentir y pensar.

La incoherencia no se permite pensar en el otro antes de actuar, frente al otro sólo busca aparentar.

La incoherencia actúa por acomodación, la convicción siempre la deja para una próxima ocasión.

La incoherencia le hace daño a quien la vive en su propia forma de actuar, y a quien convive con quien vive bajo la lógica incoherente.

De la incoherencia es mejor tomar distancia, antes que el desconcierto de ese comportamiento haga que la mente enloquezca.

Y para evitar caer en ese lamentable estado, no hay nada mejor que la Coherencia a Conciencia.

¡¡¡QUE DICHA SOY MADRE!!!

Posted on Actualizado enn

QUE DICHA SOY MADRE

Que dicha me produce el ser consciente de la capacidad que tengo para dar vida.

No he dejado de maravillarme ni un solo instante con la naturaleza creadora que tengo como mujer.

Mi cuerpo, mi asombroso cuerpo fue capaz de gestar en su vientre la maravillosa vida de un ser.

Mi cerebro, mi magnifico cerebro, fue capaz de producir las sustancias necesarias para que pudiera sentirme íntimamente conectada con el ser al que había dado vida.

Mi mente, mi extraordinaria mente fue capaz de permitirme conocer y valorar el acto tan grandioso que estaba presenciando; el nacimiento de vida humana.

Mi consciencia, mi enérgica consciencia me indujo a experimentar el Afecto más sublime: sincero, genuino y profundo Amor. Mientras me recordaba que yo tenía la responsabilidad de cuidar y aportar sin reserva al desarrollo de ese inigualable ser.

Que sentido tan profundo el que va adquiriendo mi vida a medida que la comparto con los seres que día a día me dan la oportunidad de mejorar. Pues diariamente mis hijos ponen a prueba mi paciencia, mi capacidad para ser empática, asertiva, responsable, respetuosa, generosa…

Quiero erigirme frente a mis hijos como una madre y mujer coherente, con criterio, con capacidad para guiar y orientar sus vidas. Con capacidad para ayudarles a encontrar su propio camino, a desarrollar su propio criterio y a hacer de la coherencia su compañera permanente.

Me siento con toda la fuerza y la Voluntad para enseñarles, mostrarles, explicarles, desde mi perspectiva y desde todas las perspectivas sanas y posibles; en qué consiste el complejo arte de Vivir y Convivir.

Estallo de júbilo y me lleno de esperanza, cuando pienso en lo que pueden llegar a ser mis adoradas criaturas, gracias al trabajo y esfuerzo propio. Por supuesto, sé que esto dependerá de mi compromiso para enseñarles a luchar y perseverar en lo que  quieren.

Estoy trabajando y cuento con toda la Motivación Intrínseca para continuar trabajando, por ver a mis hijos siendo Seres Humanos Evolucionados Afectivamente, capaces de interactuar adecuadamente con ellos mismos y con su entorno.

Que desafío tan grande el que tengo; hacer de mis hijos Seres Talentosos afectivamente, intelectualmente y operativamente. Es decir, seres hábiles para Sentir, Pensar y Hacer.

Esta es la motivación más grandiosa de mi existencia, mis hijos. No me quiero perder ni un solo momento de sus vidas. No dejaré de aportarles todo lo que esté a mi alcance, para que ellos encuentren el Significado de sus vidas y logren vivir una Vida con Pleno Sentido.

Por todo esto y por todo lo que me espera por vivir al lado mis maravillosas criaturas, solo puedo decir: ¡¡¡ Que dicha Soy Madre!!!

A todas las dulces, amorosas y comprometidas Madres les deseo una feliz y satisfactoria Vida como Madres. Porque nuestro rol lo ejercemos desde la cuna y hasta que la muerte nos separe de nuestras criaturas.

Un afectuoso saludo de admiración para todas Ustedes, Valiosas Madres.