Aprender a valorar

QUÉ PASARÍA SI…

Posted on Actualizado enn

 QUÉ PASARÍA SI

 

En vez de odiar aprehendiéramos diariamente a amar.

 

En vez de encadenarnos aprehendiéramos a ganar libertad asumiendo con responsabilidad.

 

En vez de atacar aprehendiéramos a gobernar la ira antes de actuar.

 

En vez de ignorarnos aprehendiéramos a mirarnos, admirarnos y apreciarnos.

 

En vez de culparnos aprehendiéramos a perdonarnos.

 

En vez de excedernos aprehendiéramos a moderarnos.

 

En vez de estresarnos aprehendiéramos a equilibrarnos.

 

En vez de arruinar aprehendiéramos a cuidar.

 

En vez de malevolencia y violencia ampliáramos nuestra conciencia.

 

En vez de menospreciar aprehendiéramos a valorar.

 

En vez de claudicar nos dedicáramos a intentar.

 

En vez de prejuicios nos conociéramos con juicio.

 

En vez de ofendernos nos esforzáramos en comprendernos.

 

En vez de maldecir nos motiváramos a insistir en el sano sentir.

 

En vez de envidiar nos permitiéramos aportar.

 

En vez de criticar nos  dispusiéramos para ayudar.

 

En vez de malgastar nos enfocáramos en crear.

 

En vez de evadir nos expusiéramos a enfrentar y asumir.

 

En vez de competir disfrutáramos de cooperar en el diario vivir.

 

En vez de hacer trampa concediéramos a nuestra esencia la transparencia.

 

En vez de maltratar practicáramos empatía y asertividad.

 

En vez de intransigencia tuviéramos decencia ante la diferencia.

 

En vez de lamentar pudiéramos agradecer que del error se pueda aprender.

 

En vez de excusarnos nos propusiéramos  transformarnos.

 

En vez de postergar ¡¡¡empezáramos YA!!!

 

¿Qué pasaría? Sin duda nuestra vida y sociedad se transformarían, necesariamente evolucionarían; inevitablemente creceríamos como seres humanos. O ¿Tú qué crees?

 

 

Anuncios

ME CANSÉ DE INTENTAR, PERO SEGUIRÉ INTENTANDO

Posted on Actualizado enn

ME CANSE DE INTENTAR

Me cansé de intentar sembrar en tierra infértil; con la esperanza de cosechar ventura.

 

Pero seguiré intentando encontrar  un terreno donde pueda cosechar bienestar, tranquilidad y convivir sin malestar.

 

Me cansé de intentar vivir para suplir las carencias del otro; con el propósito de encontrar en el otro, a quien quiero para compartir mi vida.

 

Pero seguiré intentando trabajar por lo que quiero, elegir bien lo que quiero y construir mientras coopero.

 

Me cansé de intentar cooperar con quien necesita competir y no sabe valorar; con el anhelo de construir un futuro de bienestar.

 

Pero seguiré intentando vincularme con quien tenga claro lo que significa cooperar y aprehender a valorar.

 

Me cansé de intentar apelar  a la empatía y comprehender las circunstancias de quien no tiene valentía, para renunciar a la egolatría; con la aspiración de encontrar quien me acompañe íntimamente en la victoria y la agonía.

 

Pero seguiré intentando mantener una actitud empática y comprensiva para cultivar vínculos de apoyo mutuo, solidaridad y generosidad compartida.

 

Me cansé de intentar dar oportunidades a quien las utiliza tan sólo para satisfacer sus egoístas y banales necesidades; con la expectativa de poder construir  el aprecio sincero y el aumento de nuestras posibilidades.

 

Pero seguiré intentando aportarle bienestar a quien quiera estar, para trabajar en equipo y construir sin parar.

 

Me cansé de intentar soportar días grises, sacrificar y trabajar por quien no tiene interés en dar; con la esperanza de tener a mi lado al final, alguien con quien compartir mi realidad.

 

Pero seguiré intentando pintar cada día de un nuevo color, trabajar para hacer de mis sueños, anhelos e ilusiones una dulce realidad que pueda compartir, con quien, con base en la experiencia aprendida sabré elegir.

 

Me cansé de intentar lo que no conviene intentar, pero seguiré intentando lo que me permita transformar para evolucionar y avanzar hasta el final.