SENTIPENSAMIENTOS FORMATIVOS

CRECER: LA ESENCIA DE SER

POSTED ON 13 SEPTIEMBRE, 2014 ACTUALIZADO ENN 14 SEPTIEMBRE, 2014

 CRECER LA ESENCIA DE SER 1

Crecer es la tendencia natural de los seres vivos. Y dentro de la inmensidad de especies que hacen parte de la categoría, seres vivos; la especie humana llega al encuentro con la vida dotada de ventajas muy especiales. Ventajas que si no se hacen conscientes, quedan derretidas en las superficialidades, reduciendo dramáticamente   las posibilidades.

 

El Crecimiento en los seres vivos se puede ver físicamente muy fácilmente. Y en condiciones normales, ocurre casi que, automáticamente.

 

No ocurre lo mismo con el Crecer del Ser. Y al parecer, solo la especie humana cuenta con el potencial concreto para hacer Crecer su Ser.

 

¿Cuál ser? Su Ser Humano. La principal y más valiosa posibilidad de nuestra especie, una de las más grandiosas manifestaciones de la vida, una de las más sabias formas de coexistir con las demás formas de vida, una de las más nobles formas de experimentar respeto por la ajena y la propia vida.

 

CrecerAfectivamente, es la esencia de Ser Humano. Tan solo este Ser, tiene la magnífica posibilidad de elegir lo que quiere ser y de esforzarse para llegar a serlo. De elegir lo que quiere creer y de hacer para llegar a crearlo. De elegir lo que quiere sentir y de gobernarse para equilibrarse. De elegir despertar su conciencia, para que ésta pueda Crecer, a través de constructivas creencias y enriquecedoras experiencias.

 

Tan solo este Ser puede ser: consciente de sí mismo, actuar más allá de su instinto, comprehender el significado de su  vida, preguntarse por el sentido de la vida, formar su afectividad,   transformar su realidad para mejorar  y mucho, mucho, mucho más.

 

Aunque es posible aprender de los magníficos comportamientos que claramente se aprecian, en los animales conocidos como no racionales.

 

Y aunque es posible observar comportamientos extremadamente irracionales, en los animales conocidos como racionales.

 

Es posible inferir que solo los animales que hacen parte de la especie humana, pueden llegar a Humanizarse; pueden llegar a concientizarse, comprenderse, valorarse, gobernarse, formarse,transformarse, evolucionarse.

 

El animal llamado humano, cuenta con pleno potencial para sobrepasar la programación biológica según la cual; los seres vivos nacen, crecen físicamente, se reproducen y mueren.

 

El animal llamado humano,  además de nacer, puede llegar a renacer,  hacer Crecer su Ser, florecer con el crecimiento de su Ser, conocer, comprehender, crear obras que le permitan trascender; en suma, puede llegar a Ser Humano.

 

No cuentan con el mismo acontecer; el simpático ser marrano, ni el sacrificado ser zángano, ni el paciente ser gusano. Son posibilidades exclusivas del Ser Humano y es inhumano que estas posibilidades se vayan en vano.

 

La principal misión que tenemos como parte de la especie humana es hacer Crecer nuestro Ser Humano. Y esto es algo que ningún otro ser, lo puede llegar a hacer, ni ser.

 

No cumplir con esta misión, implica sucumbir en la mediocridad;  pues no seremos buenos animales y menos, seremos lo que nuestro potencial nos permite llegar a Ser:  Seres Humanos.

 

Es conveniente recordar permanentemente a qué vinimos; olvidarlo significa vivir en la inopia, en lo anodino, en el caos indeleble, en la deformidad, en la maldad,  en la ausencia de bienestar. Entonces no lo olvidemos. ¿A qué vinimos? ¡¡A Crecer!!

TRASCENDER EL PLACER

POSTED ON 21 JUNIO, 2014 ACTUALIZADO ENN 21 JUNIO, 2014

TRASCENDER EL PLACER

Comprender que más allá del placer hay mucho por aprender; puede marcar la diferencia entre padecer o Crecer.

 

Se puede padecer por no comprender; que el placer sin dosificación, solo lleva a la adicción.

 

Se puede Crecer al comprender; que gobernar el placer, lleva al ser a merecer, experimentar la acción, de la satisfacción y la gratificación.

 

Se puede padecer por no comprender; que satisfacción y gratificación, ejercen una acción, de larga duración e ínfima exaltación. A diferencia, de la emoción placer; caracterizada por tener, intensa exaltación y efímera duración. Esta es la razón, por la cual, genera tanta adicción.

 

Se puede Crecer al comprender; que la satisfacción y la gratificación, son estados asociados a la moderación. Específicamente son el resultado de la actuación; basada en el aportar, ayudar, cooperar, dar, amar, cuidar, crear, servir, compartir, construir, encontrar el significado de vivir, así como, el aprender a convivir.

 

Se puede padecer por no comprender; que al placer se sabe acceder, con mesura y sensatez. La sustancia química que hace parte de nuestra biología, conocida como dopamina, casi siempre nos domina; y cuando no hay equilibrio, la realidad se obnubila.

 

Se puede Crecer al comprender; que en la vida podemos ser, simples esclavos autómatas, del instinto programado. O bien, podemos ser, conscientes de la posibilidad, de utilizar nuestra voluntad, para elegir con libertad, trascender, el instinto del placer.

 

Se puede Crecer al comprender; que una vida adicta al placer, pierde la oportunidad de poder trascender.

 

Esto nada tiene que ver con moralismos; es más bien una cuestión, que con algo de razón, nos ayuda a formar la emoción.

EMPRENDER EL PROCESO DE CRECER

POSTED ON 26 NOVIEMBRE, 2014 ACTUALIZADO ENN 26 NOVIEMBRE, 2014

EMPRENDER EL PROCESO DE CRECER

Emprender el proceso de Crecer es algo que en algún momento debemos hacer, si  lo que queremos es  aprehender a re-nacer una y otra vez, para Crecer como  Seres Humanos hasta después de envejecer.

 

Crecer como Ser Humano, Crecer interiormente ocurre siempre y cuando, sea algo que emprendamos conscientemente diariamente.

 

No emprender este proceso en cada nuevo amanecer, nos puede llevar a temer cuando se acerque el anochecer; pues veremos oscurecer  sin saber lo que se puede llegar a Ser al permitirle Crecer al  Ser.

 

¿Y qué significa permitirle Crecer al Ser? Bien puede ser; permitirle aprehender a Ser todo aquello que le hace bien y que haga el bien.

 

Como bien puede ser:

 

Comprenderse y comprender a quien en nuestro entorno esté.

 

Valorarse y valorar lo que la vida nos da.

 

Utilizar  empatía y asertividad para podernos relacionar sin generar malestar.

 

Cuidarnos y cuidar, y así la vida en su integridad preservar.

 

La ira siempre gobernar y así estragos evitar.

 

Perder el miedo a perder, y así no temer emprender, lo que nos lleve a Crecer.

 

Dosificar el placer para que siempre podamos disfrutar de él y en la adicción no caer.

 

Cooperar para avanzar, procurar siempre ayudar, una mano siempredar; así siempre de algún lado, reciprocidad vendrá.

 

Esforzarse en practicar la  constructiva equidad; entendida ésta, como una práctica que va más allá de la igualdad. Respetando la diversidad, la diferencia, la pluralidad, creando convergencia en la construcción de una justa humanidad.

 

Resentimiento no guardar, saber siempre perdonar; sin que esto implique, tener que volver a confiar o distancia no tomar.

 

Mantenerse predominantemente en paz, con el propio ser y con tod@s  l@s demás y lo demás.

 

Evitar siempre el juzgar porque la realidad no es la misma para l@s demás, cada circunstancia es particular; antes de caer en la tentación de criticar, más vale dedicarnos a aportarnos y aportar.

 

Procurar  enfocar nuestra atención en la constructiva creación; creación de vínculos, de proyectos, de sueños, de afectos sanos, de sentido de vida y demás. Esto nos puede apartar del actuar con mala intención y generar destrucción.

 

Todo esto y mucho, mucho más, nos puede ayudar a evolucionar como humanidad. Todo lo que en nuestro ser esté y que se pueda expresar a través de la bondad, la benevolencia, la ausencia de maldad.

 

Todo esto hace parte del necesario quehacer para que podamosCrecer y llegar a trascender, como auténticos Seres Humanos.

 

Vamos tod@s, vamos ya; ¡¡¡es momento de Emprender el Proceso de Crecer!!!

 

 

 

 

HUMILDAD CON DIGNIDAD  

POSTED ON 6 OCTUBRE, 2015 ACTUALIZADO ENN 6 OCTUBRE, 2015

 

HUMILDAD CON DIGNIDAD

Humildad con Dignidad es desarrollar la habilidad de avanzar hasta la cumbre que queramos llegar; pero eso sí, sin olvidar que pisamos la misma tierra que  el resto de la humanidad.

 

Humildad con Dignidad es permitirse aceptar que tan solo somos una diminuta y valiosa parte de toda la inmensidad.

 

Humildad con Dignidad es reconocer que realmente no somos autosuficientes, que siempre necesitamos de la gente y de vincularnos cordial y empáticamente.

 

Humildad con Dignidad es reconocer que aunque en ocasiones el camino tomado pueda tener algo de errado, si nos mantenemos enfocados y equilibrados hallaremos  lo adecuado.

 

Humildad con Dignidad es  procurar que nuestra mente pueda madurar y evolucionar conscientemente, para que vaya más allá de la jactancia, petulancia y arrogancia.

 

Humildad con Dignidad es mantener moderación frente al poder, porque éste requiere ser asumido como una responsabilidad con la comunidad; no como una posesión para la ostentación.

 

Humildad con Dignidad es mantener la altura ante la desventura, procurando no perder la cordura y manteniendo la confianza en la bienaventuranza.

 

Humildad con Dignidad es practicar la asertividad para no acallar nuestra voz ante la iniquidad, ni someternos a soportar algún acto de crueldad.

 

Humildad con Dignidad es mirar al frente y mantener vigente la actitud paciente y diligente.

 

Humildad con Dignidad es combatir la pobreza con actos de nobleza  y  gentileza.

 

Humildad con Dignidad es mantener la valiosa sencillez evitando lo soez.

 

Humildad con Dignidad es controlar el ego para no perder el sosiego.

 

Humildad con Dignidad es valorarnos y valorar la vida con intensidad.

 

Humildad con Dignidad es reconocer que siempre hay algo más por conocer, por aprender, por mejorar para Crecer.

 

La Humildad con Dignidad le permite Crecer a  la personalidad, la comunidad y la sociedad.

 

¡¡DESPIERTA CONCIENCIA!!

POSTED ON 23 NOVIEMBRE, 2013 ACTUALIZADO ENN 26 FEBRERO, 2014

DESPIERTA CONCIENCIA

¡¡Despierta conciencia!! 

ya no duermas más; 

sal de tu letargo o todo acabará.

Y cuando todo acabe ya no encontrarás, 

el sentido de vida que te podrá salvar, 

de quedar atrapada en la frivolidad.

 

¡¡Despierta conciencia!! 

ya no duermas más; 

mira que la vida de un soplo se va.

Y cuando se va ya no vuelve más,

entonces no sabrás, 

qué hay más allá de la banalidad.

 

¡¡Despierta conciencia!! 

ya no duermas más;

¿no ves que el consumismo te puede atrapar?

Y si éste te atrapa,

no te soltará, 

y en el esnobismo te sepultará. 

 

¡¡Despierta conciencia!!

ya no duermas más;

comprende que el ahora no se debe malgastar.

Y si lo malgastas,

no podrás jamás,

recuperar el tiempo que ha quedado atrás.

 

¡¡Despierta conciencia!! 

ya no duermas más; 

es un buen momento para transformar, 

todas esas cosas que causan malestar.

Y si no transformas para mejorar, 

toda tu existencia se podrá estancar, 

y así la evolución, 

no experimentarás.

 

¡¡Despierta conciencia!! 

ya no duermas más; 

este es el momento de aprender a soñar, 

para aprender esto necesitarás,

desear lo adecuado y siempre trabajar.

No comprender esto, 

te puede llevar, 

a vivir de sueños que probablemente, 

serán solo sueños, 

nunca realidad.

 

¡¡Despierta conciencia!! 

ya no duermas más; 

este es el momento de aprender a amar,

acción que requiere esfuerzo sin par.

El no practicar el arte de amar, 

te puede dejar,

como compañera a la soledad.

 

¡¡Despierta conciencia!! 

ya no duermas más; 

no seas perezosa,

ha llegado el tiempo de poder crear.

Pero si no creas,

jamás construirás,

lo que a tu existencia traerá bienestar, 

y los buenos tiempos nunca llegarán.

 

¡¡Despierta conciencia; es tiempo de actuar!!

 

 

APRENDER A DESEAR

POSTED ON 30 JULIO, 2014

APRENDER A DESEAR

Aprender a desear; facilita el caminar por la vida en armonía, sin la permanente ansiedad, que genera el desear, lo que causa malestar para uno o los demás.

 

Aprender a desear; bien puede ser, como en su tiempo lo afirmó Epicteto “solo desear lo que depende de ti”. A esto cabe agregar: el deseo ha de ser limpio, constructivo y siempre recto. Porque un sucio pensamiento, en algún momento, trae a la vida sufrimiento.

 

Aprender a desear; es lograr equilibrar y moderar lo deseado. Y así, no caer en los extremos del pasivo conformismo y la insaciable ambición, que degradan la condición y causan indignación.

 

Aprender a desear; es aprender a expulsar del pensar, sentir y actuar, la avaricia y mezquindad. No aprender a compartir y valorar lo que la vida nos da, solo incrementa la ansiedad. Bien lo dijo en su momento, Don Francisco de Quevedo “lo mucho se vuelve poco, con desear otro poco más”.

 

Aprender a desear; siempre requerirá, que el deseo coincida con el actuar. Y que el medio para lograr, se pueda canalizar en el perseverar, cooperar, el trabajo, la sinceridad, la constructiva habilidad, y esfuerzo sin par.

 

Aprender a desear; requiere de no olvidar, aquella frase popular: “ten cuidado con lo que deseas porque podría hacerse realidad”. Desear hace parte de nuestra configuración afectiva natural; los sanos deseos nos ayudan evolucionar. Los deseos enfermizos, siempre esclavizaran y no permiten avanzar.

 

Aprender a desear y enseñar a desear a nuestros tiernos infantes, sí que les podrá ayudar; a crecer sin ansiedad, a no llegar a frustrar su deseo de libertad, por dejarse esclavizar con lo que en realidad, no desean desear.

 

Aprender a desear; nos permite liberar nuestro ser del trasegar, que genera el no saber, qué es lo que se quiere ser.

 

Aprender a desear; permite experimentar la vida sin malestar, aunque uno que otro deseo, pueda llegarse a frustrar.

 

 

HACER EL AMOR

POSTED ON 26 AGOSTO, 2014 ACTUALIZADO ENN 26 AGOSTO, 2014

HACER EL AMOR

Son tan diversas las formas de Hacer el Amor y a quienes se les puede Hacer el Amor; que la posible limitación para su experimentación, solo está en la mente y en el corazón.

 

Es posible Hacer el Amor más allá de la emoción, es decir, más allá del placer que proporciona el tener intimidad sexual con un querer.

 

Hacer el Amor no es una cuestión de penetración; es más bien una cuestión de valoración, cuidado, tiempo, atención y compenetración.

 

También se Hace el Amor con actos de empatía y cooperación; éstos   pueden producir gran excitación y generar profunda conexión.

 

Se le puede Hacer el Amor no solo al especial ser, que despierta nuestro sano deseo y nos hace experimentar más que placer. También es posible Hacerle el Amor al amor, a la vida, a la naturaleza, a una flor; al contemplar su forma, su color y al sentir su olor. Se le puede Hacer el Amor a cada nuevo amanecer, a cada hermoso atardecer y a cada grato anochecer.

 

Se le puede Hacer el Amor a la humana expresión del arte; al admirar una pintura, una escultura, una fotografía, a la música elaborada, a una obra literaria, a todo lo que manifieste creación y con su magia sea capaz de transportar, hacer soñar, imaginar e idear.

 

Se puede Hacer el Amor con una profunda reflexión; que llevada a la práctica, permite la transformación y el Crecer  mediante la sabia acción.

 

Se puede Hacer el Amor con la Conciencia; ella permite trascender la apariencia para tocar la esencia. Así el orgasmo se experimenta en cada sana, constructiva, creadora y enriquecedora experiencia; prolongándose para darle vida y sentido a la existencia.

 

Se puede Hacer el Amor seduciendo a la vida; para que nos comparta de  su infinita sabiduría y seamos capaces de interpretar sus señales. Así, evitar malestares e incrementar nuestras posibilidades, aprovechando las oportunidades.

 

Se puede Hacer el Amor cayendo en  la tentación de la relajación, la introspección, la aceptación, la formación, la transformación.Hacer el Amor en esta posición; procura la satisfacción y motivación, para forjar nuestra propia revolución interior.

 

Es hora de continuar con la evolución, de aportarle a la Humanización. Este es un buen momento y lugar para Hacer el Amor. ¡¡Anímate, vamos a Hacer el Amor!!

 

APREHENDER A LEER LA VIDA

POSTED ON 21 SEPTIEMBRE, 2014

LEER LA VIDA

Aprehender a leer la vida sin afán; teniendo en cuenta su puntuación, evitando así alterar, el sentido de los mensajes que ella acostumbra a enviar.

 

Ganar  destreza en la comprensión de su lectura; para hacer pertinentes conexiones y nuevas interpretaciones.

 

Aprehender a interpretar sus señales; para resolver una parte importante de los desafiantes interrogantes, que surgen a cada instante.

 

Deducir sus diversas y ambiguas definiciones; aprovechando para subrayar, aquellas  relacionadas con creencias que generan bienestar.

 

Aprehender a argumentar sus significados; para que predominen los estados afectivos equilibrados.

 

Incrementar su sentido; haciendo corrección de los estilos afectivos, que nos impiden  Crecer aprendiendo de lo vivido.

 

Aprehender a conceptualizarla; observarla sin subestimarla, escucharla sin juzgarla, sentirla sin malestar, vivirla en la libertad de la responsabilidad.

 

Atreverse a extraer de ella su idea principal; esa que la complejiza, la hace sencilla, provechosa, coherente y permite identificar la esencia de su existencia.

 

Aprehender a leer la vida, es una medida para no vivirla, como si ésta fuera un eterno callejón sin salida.

 

Practicar una concienzuda lectura de la vida, permite llegar a conclusiones que favorecen la benevolencia en las acciones.

QUÉ PASARÍA SI…

POSTED ON 28 OCTUBRE, 2014 ACTUALIZADO ENN 28 OCTUBRE, 2014

QUÉ PASARÍA SI

 

En vez de odiar aprehendiéramos diariamente a amar.

 

En vez de encadenarnos aprehendiéramos a ganar libertad asumiendo con responsabilidad.

 

En vez de atacar aprehendiéramos a gobernar la ira antes de actuar.

 

En vez de ignorarnos aprehendiéramos a mirarnos, admirarnos y apreciarnos.

 

En vez de culparnos aprehendiéramos a perdonarnos.

 

En vez de excedernos aprehendiéramos a moderarnos.

 

En vez de estresarnos aprehendiéramos a equilibrarnos.

 

En vez de arruinar aprehendiéramos a cuidar.

 

En vez de malevolencia y violencia ampliáramos nuestra conciencia.

 

En vez de menospreciar aprehendiéramos a valorar.

 

En vez de claudicar nos dedicáramos a intentar.

 

En vez de prejuicios nos conociéramos con juicio.

 

En vez de ofendernos nos esforzáramos en comprendernos.

 

En vez de maldecir nos motiváramos a insistir en el sano sentir.

 

En vez de envidiar nos permitiéramos aportar.

 

En vez de criticar nos  dispusiéramos para ayudar.

 

En vez de malgastar nos enfocáramos en crear.

 

En vez de evadir nos expusiéramos a enfrentar y asumir.

 

En vez de competir disfrutáramos de cooperar en el diario vivir.

 

En vez de hacer trampa concediéramos a nuestra esencia la transparencia.

 

En vez de maltratar practicáramos empatía y asertividad.

 

En vez de intransigencia tuviéramos decencia ante la diferencia.

 

En vez de lamentar pudiéramos agradecer que del error se pueda aprender.

 

En vez de excusarnos nos propusiéramos  transformarnos.

 

En vez de postergar ¡¡¡empezáramos YA!!!

 

¿Qué pasaría? Sin duda nuestra vida y sociedad se transformarían, necesariamente evolucionarían; inevitablemente creceríamos como seres humanos. O ¿Tú qué crees?

 

 

DAR  Y RECIBIR  

POSTED ON 21 OCTUBRE, 2014 ACTUALIZADO ENN 21 OCTUBRE, 2014

DAR Y RECIBIR

 

“Más agradable es dar que recibir” pensaba el representante del estoicismo, Seneca. “Dad vuestras manos para servir y vuestros corazones para amar” predicaba la llamada madre, Teresa de Calcuta. “Da de lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta” afirmaba el pensador del cristianismo, Agustín de Hipona. “Todo lo que tienes algún día será dado; por lo tanto da ahora, ya que el tiempo de dar puede ser tuyo y no de tus herederos” decía el poeta Khalil Gibran.

 

Aunque al versar, el Dar puede resultar más memorable que el Recibir; en la práctica, es tan importante el aprehender a Dar como el saber Recibir.

 

En cualquier tipo de relación el Dar y Recibir siempre están presentes; pero no siempre el ser está consciente, de lo que Da y Recibe, sobre todo en lo relacionado con el intercambio afectivo.

 

Solemos hablar de la importancia del Dar, pero ¿Dar qué? Solemos hablar del Dar para Recibir, pero ¿Recibir qué?

 

Aprehender a Dar es un arte y como todo arte requiere de atención y cuidado. Cuidar de no Dar algo dañado, cuidar de no Dar algo mal intencionado, cuidar de no Dar un afecto envenenado, cuidar de no Dar malestar.

 

Aprehender a Dar implica prestar atención activa y consciente a lo que se Da. El Dar ha de estar dirigido a brindar alegría, amor, crecimiento, regocijo, fraternidad y todo lo demás que procure bienestar.

 

Un pensamiento valioso aportó el religioso Clemente XIV como en el siglo XVIII: “dar con ostentación es mucho peor que no Dar”.

También la sabiduría ancestral tiene esto para aportar: “robar es tomar algo, sin dar algo bueno de sí mismo”. En este orden de ideas, recibir algo que proporcione bienestar y no reciprocar; bien podría considerarse una forma de hurtar.

 

Ahora bien, si se aprehende a Dar no se puede ignorar; que del saber Recibir también se nutre el vivir.

 

Si bien es cierto que Dar sin ninguna pretensión es muy liberador, no se puede negar que al Dar, es inevitable el esperar Recibir. No  se puede olvidar que en la reciprocidad se aprehende a cooperar.

 

En la ausencia de reciprocidad y cooperación, surge el asistencialismo y el asistencialismo genera parasitismo.

 

Pero bueno, de hecho siempre recibimos; aunque no sea directamente de los seres o de las situaciones, que se han beneficiado o perjudicado con nuestro Dar. Por esto resulta tan crucial cuidar el Dar.

 

Al fin y al cabo,  bien lo asevera esta sentencia: “quien Da, Recibe más que el que Recibe”. Para bien o para mal.

 

En algún momento, la justa vida nos Dará, exactamente de lo mismo que hemos dado.

 

En cuanto al Recibir se puede decir que, Saber Recibir en relación con lo afectivo; exige aprender  a discernir y elegir, qué sanos y constructivos afectos recibir en nuestras interacciones y qué  tóxicos afectos impedir y dejar ir.

 

No estamos obligados a recibir por ejemplo; una ofensa, la rabia, el resentimiento, la envidia, ni el mal humor de los demás.

 

“Para  dar y tener, seso es menester” lo afirmó en algún momento el príncipe de los ingenios, Don Miguel de Cervantes. Ciertamente, seso y corazón es menester.

 

He aquí el quid del asunto; la cuestión crucial es ser conscientes de lo que somos capaces de Dar y de lo que estamos dispuestos a Recibir.

 

En la práctica siempre estamos dando y recibiendo algo, para hacer el bien y el no bien. Una amable mirada, una sonrisa, un gracias, un perdón; o por el contrario, una mala mirada, una agresión, la ingratitud, el resentimiento.

 

Por lo demás, siempre resultará prudente para evitar caer en la molesta ostentación o en la irrespetuosa ingratitud, practicar lo que esta máxima sugiere:  ”quien da no debe acordarse, pero quien recibe no debe olvidarse”. Claro está, siempre y cuando lo que se Da y se Recibe, no sea causante de malestar.

 

Lo grandioso de todo esto, es que siempre tendremos la posibilidad de elegir, qué Dar y qué Recibir.

 

Por último cabe decir, que Aprehender a Dar y Recibir; es una Habilidad que permite construir una armoniosa realidad basada en la reciprocidad.

 

 

PASO A PASO

POSTED ON 10 OCTUBRE, 2014 ACTUALIZADO ENN 10 OCTUBRE, 2014

PASO A PASO

Paso a paso;  sin saltarse los pasos, sin tantos sobresaltos, haciendo el proceso con paciencia y diligencia; así la vida trae sana eficiencia a la existencia. Por el contrario; con las zancadas desesperadas, las deficiencias y las carencias hacen su arribo obnubilando la sabia esencia de la existencia.

 

Paso a paso la vida no se cansa, de invitarnos a vivir pletóricos de perseverancia y libres de la arrogancia.

 

Paso a paso la vida se hace aliada de la paciencia; para enviarnos señales con insistencia, sobre la importancia de la prudencia.

 

Paso a paso con paciencia y sin indiferencia; la vida enseña que la humildad para aprehender, se constituye en la pacífica revolución, para combatir la petulancia de la atrevida e  inextinguible ignorancia.

 

Paso a paso con voluntad y gran constancia; respetando los procesos, así, la pereza en nuestra vida pierde la dominancia.

 

Paso a paso; esto permite andar en armonía con el equilibrio que da la vida comprometida, con el Crecer del propio Ser.

 

Paso a paso se alcanza; en compañía de sanos afectos, como la esperanza con la confianza y templanza. Siempre tomando distancia de afectos sucios, como la envidia con avaricia y venganza.

 

Paso a paso se aprende a caminar por la vida, siempre que laconciencia esté despierta y tranquila; la vida encuentra la forma debida de guiarnos para que  podamos encontrar la entrada y la salida.

 

Paso a paso la vida avanza; paso a paso la vida pasa por nuestra existencia y a su paso deja a nuestra esencia,  un paso más lejos o más cerca de la trascendencia.

 

Paso a paso sin prisa y con una sonrisa de gratitud con la vida; que solo pide ser escuchada, observada, sentida y vivida en armonía, para dar lo que ella es: una guía con gran sabiduría.

 

PACIENCIA Y DILIGENCIA

POSTED ON 30 NOVIEMBRE, 2013 ACTUALIZADO ENN 26 FEBRERO, 2014

PACIENCIA Y DILIGENCIA

 

Paciencia para perder

Diligencia para aprender

 

Paciencia para esperar

Diligencia para trabajar

 

Paciencia para  gestar

Diligencia para formar

 

Paciencia para aceptar

Diligencia para transformar

 

Paciencia para crear

Diligencia para practicar

 

Paciencia para perseverar

Diligencia para alcanzar

 

Paciencia para planear

Diligencia para actuar

 

Paciencia para pensar

Diligencia para hacer

 

Paciencia para reflexionar

Diligencia para evolucionar

 

Paciencia para vivir

Diligencia para construir

 

Paciencia para sentir

Diligencia para convivir

 

Paciencia para querer

Diligencia para ser.

 

3 comentarios en “PACIENCIA Y DILIGENCIA”

Sayda Sanabria Galvis escribió:11 diciembre, 2013 en 7:18 PM

Hermoso….sin palabras. Date: Sat, 30 Nov 2013 22:01:35 +0000 To: saydita13@hotmail.com

LUZ ADRIANA TIRADO V. respondido:11 diciembre, 2013 en 9:13 PM
Hola Sayda: Me alegra, motiva y gratifica, el saber que te gusto. Gracias por tu comentario. Recibe un fraterno saludo.

 

ACEPTARSE

POSTED ON 9 SEPTIEMBRE, 2014 ACTUALIZADO ENN 9 SEPTIEMBRE, 2014

ACEPTARSE1

 

Aceptarse no significa estancarse. La cuestión es aceptarse, para concientizarse de lo que debe transformarse y así, evolucionarse.

 

Aceptarse es valorarse, más no conformarse; porque el Crecer del Ser depende en gran medida, de la capacidad para formarse y transformarse.

 

Aceptarse es reconocer, que siempre nos faltará mucho por aprender y por Crecer como Ser Humano.

 

Aceptarse es aceptar sea cual sea, la realidad; esto no quiere decir, caer en la mediocridad y no atreverse a transformar el malestar, para generar bienestar.

 

Aceptarse es dejar de lamentar lo que ya no tiene marcha atrás; en vez de lamentar, conviene captar lo que queda de aleccionante,  mirar hacia adelante, y mantenerse perseverante.

 

Aceptarse es ser capaz de mudarse de actitud, cuando el estilo de interacción dificulta la vinculación.

 

Aceptarse es no estresarse, ni preocuparse; sino más bien, ocuparse de conocerse para comprenderse y así, poder evaluarse y sensibilizarse, frente a lo que es necesario hacer para Crecer.

 

Aceptarse es re-conocerse, re-significarse, re-construirse, re-plantearse, re-estructurarse, re-formarse y cada vez que sea necesario; permitirse transformarse para evolucionarse.

 

Aceptarse es permitirse aprehender a transformarse.

 

 

Si lo que encuentras en este espacio te parece relevante; ¡¡anímate a compartir!!

 

PERDER EL MIEDO A PERDER

POSTED ON 26 JUNIO, 2014

PERDER EL MIEDO A PERDER

Pensándolo y sintiéndolo bien, no hay por qué, temer perder; si muchas veces al perder, es cuando más se puede aprender. Sin que esto de a entender, que no se pueda prever y evitar así caer.

 

Cuando no se teme perder; es más probable que el Ser, se pueda atrever a emprender, aquello que le permitirá Crecer.

 

En la cotidianidad del vivir, se suele sentir, sin casi percibir; que el miedo a perder, nos puede contener.

 

Sentimos, entre muchos miedos; miedo a perder un querer, un parecer o un creer. También es común tener, miedo a perder el poder. El miedo a perder el tener, sí que se puede ver. Miedo a perder un sentir; también se puede sentir.

 

El miedo a perder el control; donde ya no puede haber intervención, en ocasiones, hace perder la razón. Y qué decir, del competir en el diario vivir; esto llena de miedo el sentir, llevando al ser a temer, cuando no puede imponer.

 

Lo curioso de esto es; que el más valioso recurso con que se cuenta en la vida, es el que más se dilapida. Perder el tiempo para algunos, es la principal rutina; y ahí sí, el miedo ni se avecina.

 

Frente al miedo, nuestra biología instintiva; nos ofrece el ataque o la huida. Lo que sería el equivalente, de agresión y cobardía. Aunque no se puede desconocer; que hay algunas situaciones, donde la huida, es la más valiente salida.

 

Ahora bien, como el incremento de las posibilidades, incrementa las seguridades; si se aprovechan las oportunidades, se experimentarán de forma constructiva las dificultades.

 

Por fortuna, nuestra Humanidad nos brinda otra posibilidad. Ésta nos ofrece la oportunidad de Gobernar-nos; de Gobernar nuestros miedos. Y así, ataque o huida, no quedan como única medida.

 

Esto quiere decir, que para aprovechar la oportunidad, que nos da nuestra Humanidad; en lo primero que hay que pensar, es en el pensar que se debe transformar. Aquí, un cambio de mentalidad, no vendría nada mal.

 

Si por alguna razón, realmente se perdió, algo que nos trascendió; lo mejor siempre será, asumirlo con dignidad y aprender a respirar, para mantener la tranquilidad.

 

Asimismo, se puede ganar mayor seguridad; desarrollando una nueva Habilidad, que le ayude a Crecer, a nuestra integridad.

 

Y para espantar, cualquier culpa o malestar, una buena opción será el pensar: “en otra oportunidad será”. Y por supuesto no olvidar, aprender a Valorar.

 

En fin, perder el miedo a perder, puede engrandecer el Ser. O ¿Qué dice tú parecer?

 

SER CON VOLUNTAD PARA CRECER

POSTED ON 26 MAYO, 2014

SER CON VOLUNTAD PARA CRECER

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a ejercer dominio sobre el propio ser, esto es, gobernar los instintos básicos de la ira, el miedo y el placer. Y así, no perecer como esclavos autómatas, sin llegar a comprender, lo maravilloso que podía ser, el Vivir para Crecer.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a conocer lo que está dentro del ser, para extraer la esencia, de lo que se puede llegar a ser.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a hacer el bien, sin tener en cuenta a quién.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a perdonar, y rencor nunca guardar. Sin querer esto decir, que se tenga que olvidar, pero sí, poder recordar sin que surja el malestar.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a comprender, el sentir y el parecer, de los seres que conforman nuestro entorno, y a su vez, configuran nuestro ser, con o sin querer.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a comprender, que el conflicto se encuentra por doquier. Por lo tanto, lo mejor que se puede hacer, es resolver cada conflicto, con altura, equilibrio y sensatez.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a dedicar tiempo y atención, para efectuar procesos de creación, que mejoren la condición, de toda nuestra dimensión.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a emprender, procesos que formen el ser, y lo lleven a comprender, que el crecer requiere de lucidez; para poder trascender, las limitaciones infundas sin saber.

 

Ser un ser con voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a proceder en la vida de adultez, con mesura y madurez. Lo contrario a esto es, mantenerse encarcelado en una eterna adolescencia, que sin la menor indulgencia; lleva siempre a experimentar, una vida de absoluta obsolescencia.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a no pretender, establecer relaciones de poder, solo por satisfacer, las carencias que habitan, al interior del propio ser.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a consumir con plena moderación, evitando la tentación, de caer en la ostentación.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a despertar la consciencia del letargo, en el que la cultura de consumo nos pretende mantener. Para que así, no logremos ver, su contundente manipulación, que deja como consecuencia, todo tipo de adicción.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a trascender la experiencia del placer. Así poder comprender, que con la moderación, es posible experimentar, genuina satisfacción.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a discernir, lo que ocurre en el vivir, esto puede definir, lo que será el devenir.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender a valorar, a nunca traicionar, a querer y ser querido, a dar y recibir, a vivir y convivir. Todo esto realmente, llena de sentido el ser y siempre le hace crecer.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer, bien puede ser; aprender y siempre hacer.

 

Ser un ser con Voluntad para Crecer; de acuerdo con tu creer, ¿qué más puede ser?

 

FORMAR PARA TRANSFORMAR

POSTED ON 18 MARZO, 2014 ACTUALIZADO ENN 19 MARZO, 2014

FORMAR PARA TRANSFORMAR

Formar la Mente;  para Despertar la Conciencia.

 

Despertar la Conciencia; para transformar realidades, de pocas oportunidades.

 

Transformar realidades, de pocas oportunidades; para incrementar las posibilidades.

 

Incrementar las posibilidades; para satisfacer con eficiencia las necesidades.

 

Satisfacer con eficiencia las necesidades; para Formar sin limitación, Constructivas Habilidades.

 

Formar sin limitación, Constructivas Habilidades; para evolucionar y dejar atrás el malestar.

 

Evolucionar y dejar atrás el malestar; para construir una cultura, que nos lleve a cooperar.

 

Construir una cultura, que nos lleve a cooperar; para Formar el Sentir, el pensar y el actuar, de modo tal, que generen Bienestar.

 

Formar el Sentir, el pensar y el actuar; para transformar los entornos y progresar.

 

Transformar los entornos, mediante la Formación de los Afectos.

 

Formar la Emoción y el Sentimiento; para transformar los Afectos, que no son Fuente de Crecimiento; en Afectos, que generen Vínculos, para compartir gratos momentos.

 

Formar  Actitudes Asertivas y Empáticas; para transformar ambientes, con Voluntad de crear conexión, sentir los sentires, cuidar los actuares; para mejorar y evitar causar malestares.

 

Formar Valores benevolentes; para transformar comunidades, que cuenten con Voluntades, dispuestas a aprender el  quehacer, que favorece la Evolución del Ser.

 

Formar Principios, que libres de moralismos y basados en la Equidad;  puedan transformar la sociedad, y por qué no, la humanidad.

CONSCIENTEMENTE INTENTO

POSTED ON 13 MAYO, 2014

CONSCIENTEMENTE INTENTO

Conscientemente intento; llevar a la práctica actos favorecedores, para la construcción de sanas relaciones.

 

Conscientemente intento; reparar las actuaciones que sin malas intenciones, en ocasiones, lastiman corazones.

 

Conscientemente intento; transformar las realidades en las que tengo posibilidades, de limpiar los malestares y propiciar bienestares.

 

Conscientemente intento; evitar sentir afectos, que no me permitan fluir en el diario vivir. Sin querer esto decir, que en ocasiones no sienta por poco sucumbir, ante el mal sentir.

 

Conscientemente intento; discernir el sentir, para poder elegir lo que quiero sentir, y así, no sufrir.

 

Conscientemente intento; sentir pasar el tiempo, aprovechando y disfrutando cada momento.

 

Conscientemente intento; evitar perder el tiempo, prestándole atención a cosas y problemas sin fundamento, o cuya solución, desconozco en el momento.

 

Conscientemente intento; descubrir conocimientos, que proporcionen sustentos, motivadores de acciones, generadoras de auténticas evoluciones.

 

Conscientemente intento; aportar al crecimiento, de los seres que gesté dentro.

 

Conscientemente intento; emprender acciones, que me permitan sacudirme a mil revoluciones, para ser más consciente, de mis correctas e incorrectas actuaciones.

 

Conscientemente intento; no morir en el intento, de ser un buen elemento, para la evolución de este cuento.

DESINFLAR EL EGO

POSTED ON 7 MAYO, 2014 ACTUALIZADO ENN 7 MAYO, 2014

DESINFLAR EL EGO

Se pueden evitar los estragos que causa un ego inflado, si renunciamos conscientemente:

A querer tener la razón siempre.

A consumir sin medir.

A obtener sin merecer.

A malgastar por ostentar.

A utilizar sin valorar.

A gastar sin ganar.

A ganar como dé lugar.

A tener sin servir.

A adquirir sin compartir.

A exigir sin construir.

A vivir sin saber sentir.

A agredir sin prevenir.

A lograr sin cooperar.

A imponer sin escuchar.

A enfadar sin controlar.

A hablar sin pensar.

A desear sin trabajar.

A querer sin comprometer.

Al placer sin cumplir el deber.

A ofender por no perder.

A convencer sin hacer.

A parecer sin ser.

SOLO QUIERO VIVIR

POSTED ON 8 JUNIO, 2014

SOLO QUIERO VIVIR

Solo quiero vivir, aprendiendo día a día a convivir. Consciente que coexistir; es un proceso que exige persistir, en prácticas que armonicen el sentir.

 

Solo quiero vivir, aprovechando la breve oportunidad de estar aquí. Asumiendo la vida como una ocasión para compartir, sonreír, departir, convivir, dar y recibir, servir, construir, sentir y por supuesto; evitar en lo posible, el sufrir.

 

Solo quiero vivir, manteniendo en equilibrio mi sentir. Percibiendo los afectos que intoxican mi existir, para dejarlos salir. Y aceptando solo aquellos, que me ayuden a construir.

 

Solo quiero vivir, valorando día a día la posibilidad de fluir. Manteniendo mi mente enfocada en acciones creadoras; que proporcionen al diario vivir, motivación para seguir, y una y otra vez surgir.

 

Solo quiero vivir, haciendo que la tranquilidad, acompañe mi cotidianidad. Gobernando diariamente mi estado emocional, para que sea la serenidad; quien tome las decisiones, a la hora de interactuar.

 

Solo quiero vivir, haciendo de la coherencia, la mejor ciencia para brindar transparencia. Manteniendo la conexión genuina, entre el pensar, el sentir y el actuar; es posible construir confianza en el convivir.

 

Solo quiero vivir, eligiendo lo que quiero ser y sentir. Comprendiendo que si aprendo a discernir; puedo elegir, las creencias que guiaran mi sentir, y mi actuación al coexistir.

 

Solo quiero vivir, consciente de servir. Vislumbrando que una vida que no sirve para servir; es una vida que pierde el sentido, y fácilmente se puede extinguir.

 

Solo quiero vivir, sin temor a morir. Asumiendo que morir, es tan solo una parte del infinito existir.

 

Solo quiero vivir, vivir y más vivir, y jamás, jamás desistir.

EL PODER PODER

POSTED ON 5 MAYO, 2014 ACTUALIZADO ENN 7 JUNIO, 2014

PODER PODER

Se puede afirmar sin temor a errar, que el principal poder, está contenido en el poder que podamos ejercer sobre nosotros mismos. A saber:

Poder autogobernarnos

Poder conocernos

Poder comprendernos

Poder sentirnos

Poder valorarnos

Poder cuidarnos

Poder observarnos

Poder evaluarnos

Poder enfocarnos

Poder administrarnos

Poder motivarnos

Poder apreciarnos…

Poder dar

Poder amar

Poder cuidar

Poder sentir

Poder querer

Poder crear

Poder creer

Poder crecer

Poder conocer

Poder comprender

Poder construir

Poder elegir

Poder decidir

Poder compartir

Poder soñar

Poder lograr

Poder perdonar

Poder evolucionar

Poder valorar

Poder evaluar

Poder innovar…

Poder vivir y convivir

Poder cooperar para avanzar

Poder aprovechar la oportunidad

Poder aportar sin escatimar

Poder ayudar a progresar

Poder ser no parecer

Poder formar y transformar

Poder perder el miedo a perder

Poder caminar sin malestar

Poder asumir con responsabilidad

Poder vivir en libertad

Poder poder.

Poder…

 

EQUILIBRIO

POSTED ON 8 JUNIO, 2014

EQUILIBRIO

Paciencia con Diligencia.

Flexibilidad con Firmeza.

Pensamiento con Sentimiento.

Motivación con Acción.

Riesgo con Cautela.

Valentía con Prudencia.

Fortaleza con Calidez.

Tranquilidad con Proactividad.

Confianza con Perspicacia.

Entusiasmo con Serenidad.

Brío con Tacto.

Sinceridad con Asertividad.

Cambio con Estabilidad.

Conocimiento con Sencillez.

Libertad con Responsabilidad.

Suavidad con Consistencia.

Sensibilidad con Comprensión.

Emprendimiento con Compromiso.

Individualidad con Comunidad.

 

 

Con moderación y Sin excesos.

Con equidad y Sin injusticia.

Con juicio y Sin prejuicios.

Con objetividad y Sin superioridad.

Con amabilidad y Sin adulación.

Con voluntad y Sin mediocridad.

Con mesura y Sin extremos.

Con sociabilidad y Sin hipocresía.

Con actitud de servicio y Sin servilismos.

Con optimismo realista y Sin pesimismo extremista.

Con seguridad y Sin prepotencia.

Con criterio y Sin arrogancia.

Con persistencia y Sin obsesión.

Con generosidad y Sin ingenuidad.

Con amor y Sin obnubilación.

 

DECISIONES DOLOROSAS

POSTED ON 24 JUNIO, 2013 ACTUALIZADO ENN 26 FEBRERO, 2014

DECISIONES DOLOROSAS  

Esas decisiones que marcan nuestra vida, pero que a su vez, se convierten en un nuevo punto de partida.

 

Esas decisiones que se toman con tiempo para evaluar, balancear, valorar y motivar a actuar; cuando no se quiere continuar con malestar  y se pretende transformar la realidad, por el bien personal y de la comunidad.

 

Esas decisiones que a veces son necesarias y que de no ser tomadas a tiempo; el precio que pagamos es el de una lenta agonía, que inunda nuestro sentir de intranquilidad y desarmonía.

 

Esas decisiones que debemos tomar a tiempo, antes que se nos pase el tiempo, y nuestro  dolor se convierta en un profundo y crónico sufrimiento.

 

Esas decisiones que al comienzo nos consternan, atormentan y desalientan, pero que con buena actitud, conocimiento y el paso del tiempo; nos devuelven el aliento para no morir en el intento.

 

Esas decisiones que nos duelen hasta el tuétano, pero que con automotivación, apoyo y un poco más de tiempo, terminan convirtiéndose en todo un acierto.

 

Esas decisiones que quisiéramos no tener que tomar, por la fuerte demanda de energía afectiva que nos exigen para poder evolucionar.

 

Esas decisiones que nos hacen experimentar la más profunda tristeza, pero que con mucha fortaleza, poco a poco de transforman en alegría, esperanza y grandeza.

 

Esas decisiones que nos obligan a desligarnos de algún sentir muy profundo y consentido; porque debemos aceptar, que ese sentir nos está causando daño sin necesidad ni sentido.

 

Esas decisiones que se toman comprehendiendo y discerniendo, que a veces es mejor el distanciamiento, para garantizar el mejoramiento.

 

Esas decisiones que nos llevan a decir adiós, ante profundas desilusiones, contundentes traiciones y reiteradas manipulaciones.

 

Esas decisiones donde nos asiste la convicción, pero donde nuestro corazón, tarda un poco en comprehender la razón.

 

Esas decisiones que nos dejan las más grandes lecciones y nos dan la oportunidad de no volver a cometer los mismos errores.

 

Esas decisiones que solemos evadir y postergar, por el temor natural de enfrentarnos a una realidad dolorosa, que ya no debemos aceptar.

 

Esas decisiones que quisiéramos nunca tener que tomar, porque siempre queremos evitar, el tener que confrontar verdades que generan profundos malestares.

 

Decisiones Dolorosas; esas que a veces son necesarias para incrementar nuestras posibilidades, aprovechar mejor las oportunidades, asumir nuestras responsabilidades, reducir los malestares, aceptar y transformar realidades, comprehender las lecciones y avanzar sin limitaciones. Pero que siempre necesitarán Fortaleza Afectiva, criterio, determinación, sentido de justicia, coherencia, empatía y mucho más.

 

 

SE NECESITA EQUILIBRIO

POSTED ON 5 JUNIO, 2013 ACTUALIZADO ENN 26 FEBRERO, 2014

EQUILIBRIO

Se necesita equilibrio para no sucumbir ante las adversidades y desafíos que plantea el estar vivo.

 

Se necesita equilibrio para estar vivo manteniendo una actitud realista y optimista frente a cualquiera que sea la realidad.

 

Se necesita equilibrio para interpretar la realidad sin caer en el Autoengaño, y así, tener la posibilidad de transformar esa realidad, cuando no es fuente de bienestar.

 

Se necesita equilibrio para obtener bienestar, mediante el cultivo de vínculos sanos, afectos sanos, conocimientos sanos, creencias sanas y prácticas sanas.

 

Se necesita equilibrio para aceptar que nuestra existencia está expuesta a la influencia de creencias destructivas, afectos destructivos y prácticas destructivas; pero aun así, siempre tendremos la posibilidad de elegir.

 

Se necesita equilibrio para saber elegir con quién vincularnos y de quién desvincularnos, evitando así, agobiarnos con un vínculo que nos haga producir permanentemente afectos tóxicos.

 

Se necesita equilibrio para perdonarnos a nosotros mismos y desintoxicarnos cuando quedamos contaminados de afectos tóxicos; producto de habernos vinculado con alguien equivocadamente.

 

Se necesita equilibrio para perdonar a alguien, con quien nos vinculamos equivocadamente y nos causó daño.

 

Se necesita equilibrio para perdonar a quien nos causa daño, con o sin intención, y para discernir si es conveniente mantener la cercanía del vínculo o tomar distancia del mismo.

 

Se necesita equilibrio para aceptar que a veces es mejor tomar distancia de un vínculo, aunque esto nos cause un profundo dolor.

 

Se necesita equilibrio para enfrentar, procesar y transformar el dolor que causa, sentirnos desilusionados de alguien, en quien habíamos confiado.

 

Se necesita equilibrio para comprehender que no podemos exigir confianza, ni permitir que alguien nos exija confianza; dado que la confianza se construye, no se exige.

 

Se necesita equilibrio para confiar cuando hay coherencia, empatía, capacidad para cooperar e interés genuino. Y para desconfiar, cuando los hechos denotan egoísmo.

 

Se necesita equilibrio para reconocer la ambivalencia de nuestra naturaleza humana, tan propensa al egoísmo, como al altruismo.

 

Se necesita equilibrio para hacer un alto en el camino, e identificar las lecciones y aprendizajes que nos dejó una experiencia dolorosa, antes que el caos invada nuestro sentir.

 

Se necesita equilibrio para mantener la templanza y el Autogobierno, ante situaciones e interacciones que incitan al caos, al descontrol, a la exacerbación de Afectos Negativos.

 

En fin, se necesita equilibrio para ser paciente pero diligente, flexible pero firme, inquieto pero seguro, fuerte pero cálido, generoso pero moderado, sincero pero asertivo, asertivo pero franco, amable pero cauteloso, con criterio pero sin prejuicios, valiente pero prudente, tranquilo pero activo, entusiasta pero sereno, arriesgado pero estable, explorador pero comprometido, amoroso pero con límites, de mente abierta pero de acción por convicción.

 

Se necesita equilibrio para Vivir y Convivir sin caer en extremos y excesos, que puedan resultar perjudiciales para nosotros y nuestro entorno.

 

APREHENDER A CONFIAR Y APREHENDER A DESCONFIAR

POSTED ON 21 MAYO, 2013 ACTUALIZADO ENN 13 MAYO, 2014

APREHENDER A CONFIAR Y DESCONFIAR

Aprehender a confiar en lo que somos, sabemos, queremos y podemos; nos da seguridad para avanzar y lograr.

 

Aprehender a desconfiar de nuestro ego y de nuestra natural tendencia al Autoengaño; permite que nos valoremos objetiva y equilibradamente.

 

Aprehender a confiar en el otro cuando sus actos denotan coherencia y benevolencia genuina; favorece la construcción de un vínculo sólido y perdurable.

 

Aprehender a desconfiar del otro cuando sus hechos demuestran egoísmo,  falta de empatía y dificultad para cooperar; evita que nos intoxiquemos con un vínculo ingrato y egocéntrico.

 

Aprehender a confiar en el potencial que tenemos para evolucionar nuestra forma de sentir, pensar y actuar; nos mantiene motivados para hacer lo que nos permite ser, verdaderamente humanos.

 

Aprehender a desconfiar de nuestro instinto egoísta; nos permite mantenernos alerta para aplastarlo con creenciasafectos y practicas auténticamente altruistas.

 

Aprehender a confiar en el otro cuando lo que expresa se corresponde con lo que realmente siente y piensa, cuando sus palabras se corresponden con sus hechos, cuando sus promesas se convierten en acciones y cuando sus acciones generan tranquilidad; nos permite experimentar la seguridad propia del sentirse bien rodeado.

 

Aprehender a desconfiar del otro cuando es capaz de causar daño intencional, cuando no se interesa en absoluto por nuestro bienestar, cuando su único interés es el de sobresalir pasando por encima de los demás; nos ayuda a tomar la decisión de concluir un vínculo, que nos puede ocasionar malestares que podemos evitar.

 

Aprehender a confiar en nuestra intuición, cuando estamos trabajando por convicción para favorecer la Evolución Afectiva de nuestro ser; nos permite leer la intención del otro y evaluar si es conveniente su cercanía o su distancia.

 

Aprehender a Confiar y Aprehender a Desconfiar; nos permite interactuar con nosotros mismos y con los demás, de forma prudente,  justa, satisfactoria y equilibrada.

DESEOS DE NAVIDAD

POSTED ON 24 DICIEMBRE, 2014 ACTUALIZADO ENN 24 DICIEMBRE, 2014

DESEOS DE NAVIDAD

Que la emocionalidad esté mediada por la expectativa de la fraternidad, del encuentro familiar; no por la expectativa manipulativa que crea la cultura consumista intrusiva.

Que el arbolito de navidad se pueda resignificar y que en algún momento llegue a simbolizar, la responsabilidad que tenemos de preservar nuestro medio natural.

 

Que aprehendamos a cuidarnos y a cuidar; a no maltratar, a no contaminar, a dejar de producir basura material y afectiva sin parar.

 

Que logremos comprehender que el arbolito, aunque adornado y bonito, es artificial y no debería ser más bonito que lo que hay en nuestro corazoncito.

 

Que cultivemos la infinita paciencia para enseñar  a nuestros infantes con indulgencia, que el arbolito de navidad no debe generarles ansiedad por el regalito que esperan recibir; que antes de esperar recibir, está el valioso aprehender a Dar.

 

Que la sensatez se interponga ante la estupidez, de comprar por ostentar de manera irracional.

 

Que la falta de sentido y los vacios afectivos no se intenten evadir, refugiándose en el consumir sin medir.

 

Que la habituación a la moderación domine nuestra permanente acción.

 

Que cada vez  seamos más conscientes de las creencias que ingresan a  nuestra mente; porque siempre hay quien la intenta manipular vilmente.

 

Que la postergación de la gratificación, se convierta en una opción para evitar la adicción.

 

Que la desilusión, el desengaño y la traición se procesen con perdón; no con estimulantes que lleven a los excesos y cuyos excesos causan destrucción.

 

Que la armonía haga parte activa en cada día de nuestra vida.

 

Que la celebración esté mediada por la unión, la comunión, la saludable conversación, la fluida interacción; evitando cualquier acto que pueda arruinar el buen rato.

 

Que el encuentro con los nuestros, nos sirva de sustento para  convivir y regocijarnos en el afecto de largo aliento.

 

Que contemos con la permanente Voluntad para transformarnos, para renovarnos, para repensarnos, para prosperar afectivamente y evolucionarnos. Y así,  experimentemos no solo una feliz navidad, sino una ¡¡¡Feliz Realidad!!!

 

AÑO NUEVO

POSTED ON 7 ENERO, 2015 ACTUALIZADO ENN 7 ENERO, 2015

AÑO NUEVO

Año nuevo de vida para ser compartida.

 

Año nuevo de transformación para procurar la evolución.

 

Año nuevo de coraje para estructurar el andamiaje y transitar firmes por  este corto viaje.

 

Año nuevo de esperanza para alimentar la perseverancia que alcanza.

 

Año nuevo de esfuerzo para lograr el progreso.

 

Año nuevo de asertividad para mantener la fraternidad.

 

Año nuevo de empatía para convivir en armonía.

 

Año nuevo de cooperación para la efectiva construcción.

 

Año nuevo de prudencia para transitar por la existencia aprendiendo de la experiencia.

 

Año nuevo de valentía para enfrentar sin cobardía los desafíos de la vida.

 

Año nuevo de coherencia para caminar con la tranquila concienciahacia la trascendencia.

 

Año nuevo de paciencia para formar lo auténticamente humano, libres de la adicción a lo mundano.

 

Año nuevo de sensatez para aceptar con madurez, que es sano dejar ir lo que no nos deja fluir.

 

Año nuevo de conciencia para aceptar sin intransigencia la diferencia.

 

Año nuevo de soluciones, dificultades, comienzos, finales, aciertos, quebrantos, encuentros, pérdidas, oportunidades y de todo lo que alimenta nuestras realidades.

 

Año nuevo para vivir, elegir, sentir, pensar, innovar, renovar, crear, creer, crecer, amar, intentar, avanzar, evolucionar e infinitas posibilidades más.

 

Año nuevo de vida para ser plenamente vivida. Gracias a la vida.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s