ASÍ TE PUEDO SERVIR

PROCESOS DE FORMACIÓN AFECTIVA.

 

 

 

“La vida es un grandioso, magnificente, majestuoso, sagrado y divino proceso, conformado por múltiples y diversos procesos”     L. A. T.V

 

 

Hace varios años leí una frase que me impacto por su alto contenido movilizador, inquietante y a mi criterio veraz, dice así: “El que no vive para servir, no sirve para vivir”. Al parecer, la autora es Teresa de Calcuta.

 

 

Luego del encuentro con esta frase duré un buen tiempo preguntándome si yo servía para servir. Y cada cierto tiempo volvía a resonar en mi conciencia, obligándome a preguntarme cómo podría yo servir.

 

 

Lo bueno es que finalmente después de tanto preguntarme, la vida y mi cerebro me dieron la respuesta que necesitaba: Formación Afectiva.

 

 

Así es, poco a poco he ido aprendiendo, descubriendo, desarrollando y practicando lo relacionado con la Formación Afectiva. La defino como el aprendizaje y la práctica que permite darle forma, moldear, estimular el desarrollo, la evolución, el crecimiento de, tal vez, la dimensión más definitiva de nuestro ser, de nuestra mente; la dimensión Afectiva.

 

 

Esa dimensión que nos permite sentir, sentirnos, sentir al otro y con el otro, que nos inhibe o nos motiva a hacer, que nos lleva a experimentar afectos sublimes y afectos ruines, que nos facilita o dificulta la relación con nosotros mismos y con los demás.

 

 

En suma, la utilidad de la Formación Afectiva radica en el aporte que hace a la Humanización de nuestra especie. Porque si bien es cierto, nacemos haciendo parte la especie humana, no nacemos siendo humanos. A ser auténticos Seres Humanos aprendemos,  para ello requerimos Formación.

 

 

Y como dicen por ahí; todos tenemos algo que aprender y algo que enseñar. En este orden de ideas, lo que tengo para compartir contigo y si es posible aportarle en algo a tu existencia personal, familiar, comunitaria y social es Formación Afectiva, más específicamente, Procesos de Formación Afectiva.

 

 

A continuación te cuento en qué consisten los Procesos de Formación Afectiva y cómo  se  pueden llevar a la práctica.

 

¡¡¡Sigue adelante!!!

 

El método a partir del cual se llevan a cabo los Procesos de Formación Afectiva consiste en:

 

  • Actos Formativos basados en Talleres, charlas, grupos de diálogo, conferencias, seminarios, cursos etc. Con una periodicidad proporcional a la voluntad y necesidad particular.

 

  • Cada Acto Formativo está estructurado a partir de tres fases:

    1. Motivacional   2. Nocional   3. Vivencial

 

  • La Fase Motivacional tiene el propósito de concienciar, motivar al aprendizaje y favorecer la receptividad; evidenciando el valor afectivo del acto formativo. Es decir, muestra de forma interactiva y didáctica los beneficios que otorga y los malestares que evita o transforma, dicho aprendizaje y su posterior práctica, en el diario vivir y convivir.

 

  • La Fase Nocional tiene el propósito de explicar de forma práctica y breve el significado del tema y de la Habilidad o Habilidades relacionadas. En la medida que se avance en el Proceso de Formación Afectiva; de la fase nocional, se pasa a la fase conceptual. Es decir, se profundiza en la comprensión del significado.

 

  • La Fase Vivencial tiene el propósito de llevar a la práctica lo aprendido, para incrementar el sentido y la recordación del Acto Formativo. Asimismo, modela una forma de practicar el aprendizaje adquirido en el diario vivir; teniendo en cuenta, que el desarrollo de la Habilidad depende de la práctica perseverante y permanente.

 

  • La dinámica bajo la cual operan los Procesos de Formación Afectiva, está basada en la relación directa que existe entre la necesidad y la Habilidad. Esto es, si tenemos una necesidad afectiva insatisfecha; una manera efectiva de satisfacerla, es desarrollar Habilidades Afectivas Humanizadoras. Por ejemplo: si como grupo de trabajo, familiar o como organización, tenemos problemas para relacionarnos, comunicarnos y trabajar en equipo; necesitamos aprender a desarrollar Habilidades como la empatividad (empatía-asertividad) y la cooperación.

 

  • El tema depende de la necesidad particular del grupo u organización, puede ser cualquier tema o temas relacionados con el Mundo Afectivo. Con la interacción interpersonal, grupal y personal.

 

Para concluir puedo decirte que los Procesos de Formación Afectiva, tienen el propósito de contribuir con el desarrollo de Habilidades Afectivas Humanizadoras, algunas de ellas son:

 

 

Comprenderse, comprender a l@s demás, evaluarse, valorarse, valorar a l@s demás y lo demás, cuidarse, cuidar a l@s demás y lo demás, enfocar la atención en la constructiva creación, gobernar los afectos negativos y positivos, desconflictuar, solucionar las dificultades creativamente, interactuar con empatía, comunicar con asertividad, saber dar y recibir, practicar la reciprocidad, la gratitud, la equidad, crear redes y comunidad mediante la cooperación, fortalecer la voluntad para Crecer, entre otras.

 

Espero que tu Voluntad para Crecer te lleve a Emprender el Proceso de Crecer como Ser Humano.

 

 

Hasta siempre,

 

 

Luz Adriana Tirado Velandia

Formadora Afectiva

Comunidad de Formación Afectiva Crecer

 

Correos-electrónicos:formacionafectiva@gmail.com  // luzadrianatv@gmail.com

Teléfonos: celular- 320 814 8647  –  fijo- 5701158

Bogotá, Colombia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s