GRACIAS A LA VIDA

Posted on Actualizado enn

GRACIAS A LA VIDA

Gracias a la vida por ser tan divina. Por conceder la oportunidad de respirar, pensar, sentir, hacer, crear y Crecer cada día.

 

Gracias a la vida por su infinita sabiduría. Por desafiarnos, enfrentarnos, resistirnos, retarnos, probarnos; para transformarnos y evolucionarnos.

 

Gracias a la vida por ser tan colorida. Porque existen las flores, las benévolas motivaciones, las sabias actuaciones, las emotivas interacciones; que generan armonía y permiten expresar empatía y simpatía.

 

Gracias a la vida por la justicia impartida. Porque aunque existen actuaciones injustas; ella es justa y en algún momento ajusta, lo que la mano injusta desajusta.

 

Gracias a  la vida por compensar e intentar equilibrar. Porque aunque hay quienes hacen la guerra, también hay quienes hacen la paz; aunque hay quienes saben odiar, también hay quienes saben amar; aunque hay quienes viven con mezquindad, también hay quienes viven con generosidad; aunque hay quienes se destruyen y destruyen, también hay quienes se cuidan y cuidan; aunque existe la tristeza, también existe la alegría; aunque existe el llanto, también existe la risa; aunque existe la indiferencia, también existe la indulgencia.

 

Gracias a la vida por las oportunidades recibidas. Porque a pesar de las egoístas motivaciones que mueven a algunos corazones, y reducen las posibilidades de algunas poblaciones; siempre hay razones para avanzar, aportar, soñar, lograr, perdonar, intentar, ayudar, progresar, cooperar, e infinitas opciones más.

 

Gracias a la vida por permitirse ser compartida. Porque para ser sentida y con-sentido, requiere ser vivida con vinculación activa.

 

Gracias a la vida por ser tan nutrida. Porque la diversidad, el  pensamiento multicultural, el sentir particular y el respetar al actuar; nos ayudan a interpretar una misma realidad con mayor complejidad y así, evolucionar al interactuar.

 

Gracias a la vida por ser tan diversa. Porque la  inmensa variedad de la naturaleza, con sus formas, texturas, aromas, sonidos, sabores y colores,  nos embelesa  y nos permite experimentar su grandeza.

 

Gracias  a la vida por nuestra existencia. Porque si logramos comprender su esencia, comprendemos el sentido de la trascendencia.

 

Gracias  a la vida, porque nos exige aprender a vivirla, para disfrutarla y no desperdiciarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s