OBSERVAR PARA COMUNICAR

Posted on Actualizado enn



OBSERVAR PARA COMUNICAR

¿Te has preguntado alguna vez, por qué en muchas ocasiones hemos sentido que no somos comprendidos por los demás o que no estamos comprendiendo a los demás?

¿Has pensado en el sinnúmero de mensajes que transmitimos en nuestras interacciones sin hablar?

¿Has notado en alguno de tus vínculos o en ti mismo, que lo que se dice no se corresponde con lo que expresa la actitud y lo que se expresa muchas veces no se corresponde con lo que se hace?

¿Has observado lo que habita en las miradas, la distancia que se guarda al interactuar, los movimientos de las manos, los silencios, el tono de la voz, la expresión facial, la actitud corporal?

¿Eres consciente del lenguaje no verbal?

Sabemos que comunicar hace parte de lo que hacemos para podernos relacionar, lo que resulta realmente llamativo es que en general, le prestemos tan poca atención a las formas de comunicación que se encuentran detrás de las palabras y a las que se expresan sin palabras.

Te invito a un breve recorrido por ese universo expresivo de símbolos, movimientos, gestos, tonos, posturas y demás, que nos exigen Observar con asiduidad para descifrar con mayor objetividad el mensaje que se intenta comunicar.

Cómo te parece que según el texto La Comunicación No Verbal: “En una comunicación cara a cara el componente verbal es del 35% aproximadamente, frente al 65% que se corresponde con la comunicación no verbal”[1]. ¡Sorprendente, verdad!

Al parecer, el quid del asunto está en Observarnos y Observar a los demás para comunicarnos con mayor efectividad. ¿Y qué es exactamente lo que debemos observar? Siguiendo lo planteado en el texto citado, existen 4 factores que han sido estudiados en el campo del lenguaje no verbal.

A continuación te los comparto para que puedas estar más atento/a  y consciente en tus interacciones con los demás:

PARALINGÜÍSTICA: estudia los aspectos no semánticos del lenguaje. Por ejemplo: los tonos empleados, el ritmo con el que se habla, el volumen de la voz, los silencios, los timbres. Estas variables dependen de circunstancias del emisor, como sus emociones e intenciones.

KINESIA: se dedica a estudiar el significado de los movimientos humanos. Específicamente las posturas, los gestos, las miradas, la expresión facial, la sonrisa, etc.

PROXÉMICA: expresión propuesta por el antropólogo inglés Edward T. Hall para hacer referencia al análisis del espacio personal, o el espacio que nos circunda. Específicamente estudia el espacio y la distancia que guardan las personas al comunicarse verbalmente.

IMAGEN PERSONAL: hace referencia al estilo de una persona, por ejemplo su forma de vestir, rasgos físicos, forma de caminar, entre otros.[2]

Aprender a leer lo que cuenta el cuerpo y sus movimientos, el rostro y sus expresiones, las manos y sus símbolos, las voces y sus tonos, los silencios y sus sonidos. Observar la forma en que interactúan el verbo y el cuerpo, la intención y la palabra, los sentidos y los sentimientos.

Pueden ser todas éstas, prácticas que contribuyan con una comunicación  más empática, más asertiva,  más humana

Y como para aprender, comprender y desarrollar cualquier habilidad se hace necesario practicar y practicar; te comparto el enlace de un cortometraje llamado SINGS. https://www.youtube.com/watch?v=TIvvhhlvrBM

Este corto permite observar en acción los 4 Factores de Comunicación no Verbal: Paralingüística, Kinésica, Proxémica, Imagen Personal. Intenta identificarlos y diferenciarlos dentro del cortometraje e intenta hacer el mismo ejercicio dentro de tu cotidiano vivir.

Con tiempo de práctica, se puede empezar a experimentar mayor conexión, fluidez y sincronía en las interacciones con cada uno de nuestros vínculos.

En suma, como bien lo afirma el sociólogo español Antonio Izquierdo: “La interacción social se refiere a la interacción entre personas mediante símbolos”[3].

Así las cosas, Observar para conocer, interpretar y comprender lo que significa el Lenguaje no Verbal y su complejo sistema de símbolos, nos resulta a los humanos fundamental al momento de Comunicar e interactuar con mayor efectividad.

Por lo pronto esto es todo, amable lector. Te deseo grandes satisfacciones en tus interacciones.

Hasta la próxima.

[1] MacGraw-Hill. La comunicación no verbal. (2004). Pag.75

[2] MacGraw-Hill.op.cit, pag. 75 a 85.

[3] Izquierdo, Escribano, Antonio. Sociología: los conceptos esenciales. (2001) Washington D.C Pag.118.

Artículos relacionados

Humanización

Aprehender a leer la vida

Apariencias

 

15 comentarios sobre “OBSERVAR PARA COMUNICAR

    […] Las Necesidades Socioantropológicas de nuestros hijos. […]

    […] Necesidades Socioantropológicas de nuestros hijos. […]

    […]  4. Necesidades Socioantropológicas […]

    […] Necesidades Socioantropológicas de nuestros hijos. […]

    […] 3. Necesidades Socioantropológicas […]

    […] 3. Necesidades Socioantropológicas […]

    EL OFICIO DE LA CRIANZA « ANDRÈS PAZ / FORMADOR AFECTIVO escribió:
    9 septiembre, 2012 en 3:46 PM

    […] Necesidades Socioantropológicas de nuestros hijos. […]

    […]  4. Necesidades Socioantropológicas […]

    […] Necesidades Socioantropológicas de nuestros hijos. […]

    […] Las Necesidades Socioantropológicas de nuestros hijos. […]

    […] 3. Necesidades Socioantropológicas […]

    […] Necesidades Socioantropológicas de nuestros hijos. […]

    […]  4. Necesidades Socioantropológicas […]

    […] Necesidades Socioantropológicas de nuestros hijos. […]

    […] Las Necesidades Socioantropológicas de nuestros hijos. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s